Más leídas

Cuba, pasado, presente y futuro

¦

Las cuatro décadas de gobierno de Fidel Castro en un recorrido político que sienta las bases de lo que es Cuba hoy y de la etapa que viene tras su muerte

Kiss no tocará para Trump

¦

Paul Stanley publicó lo siguiente en su cuenta de Twitter:
- "Sí. Cortésmente declinamos en tocar en la inauguración por muchas razones. La elección ha terminado. Sigamos adelante. ¿Es hora de cambiar las reglas? Ustedes pueden".

 

El "pizzagate" y la libertad de expresión

¦

El escándalo de una supuesta red pedófila en una pizzería desató un debate sobre la información falsa en Estados Unidos. 

Nueva Orleans, a diez años del Katrina

¦

La ciudad se abre al turismo como nunca sin olvidar la tragedia

Cómo se prepara la asunción de Trump

Por Alfredo Grieco y Bavio

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Los cambios que vienen en Estados Unidos. Obama se despide el martes con un acto en Chicago

Donald Trump es un enigma mundial con peluquín y botón nuclear. Muchas situaciones políticas se esfuman por completo con su asunción, como la administración demócrata y progresista del presidente norteamericano, Barack Obama, primer negro al frente de la Casa Blanca. Lo que viene es la imprevisible, inaferrable administración republicana del multimillonario Donald Trump, que hizo campaña populista y antipolítica, pero imprecisa y vaga en la aplicación práctica de una plataforma que incluía deportar del suelo de Estados Unidos a todos los migrantes sin papeles y erigir un muro completo a lo largo de la frontera con México.

 

El viernes 20 de enero, en el Capitolio, ante un Senado y una Cámara de Representantes con mayoría republicana, el presidente de la Corte Suprema, el republicano John Roberts, le tomará juramento. Es el presidente número 45, sucesor en línea ininterrumpida del primer presidente, George Washington, general en la guerra de independencia del Imperio Británico, presente en cada billete un dólar. Si Mauricio Macri temía, con fundamentos, que Cristina Fernández no estaría contenta de recibirlo en sus términos al asumir en diciembre la presidencia argentina, Obama parece temer que no lo dejen despedirse en sus términos, y ha programado un acto para el martes 10 de enero, en Chicago, donde pronunciará un discurso de despedida. 

 

Los medios por otros medios. Los medios norteamericanos, que pintaron la candidato presidencial republicano como a un monstruo vulgar y manipulador, populista, racista, xenófobo, misógino, homofóbico y derechista en suma en todas las cuestiones, ahora procuran convencerse de que el magnate constructor, inmobiliario y del juego (suerte de suma de Lázaro Báez y Cristóbal López en la caricatura de la prensa demócrata), buscan ahora nerviosamente desdramatizar aquel  retrato del hoy presidente electo. , y decir que es Business As Usual, que los negocios son los negocios, y que un millonario no puede, ni podrá sino ser razonable y negociador. Pocos lectores confían en estas nuevas versiones.

 

Todo nace de una duplicidad anterior, y ahora irrenunciable, de la ideología norteamericana: analistas, observadores, periodistas, buena parte de la opinión pública, se empeñaba en elogiar la imparcialidad del sistema electoral que trataba por igual a los candidatos, en lo que sin embargo se representaba a la vez como la lucha del Bien contra el Mal. Las noticias de hackeos rusos de portales de noticias mainstream y alternativos se sumó al descrédito de los medios.