El conflicto docente continúa en la mitad del país

Por Pablo Galand

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

No acordaron aun 14 provincias. Para meter presión, los gobernadores amenazan con aumentos por decreto y con descontar los días de paro. Buenos Aires, Santa Cruz y Córdoba son los casos más complicados.  

El conflicto docente tiene su epicentro en la provincia de Buenos Aires, donde este martes volvió a fracasar la posibilidad de un acercamiento entre el gobierno de María Eugenia Vidal y los representantes gremiales. Pero lo cierto es que la disputa salarial de los maestros trasciende el territorio bonaerense. A falta de una paritaria nacional, son 15 las provincias que aun no llegaron a un acuerdo. En muchas de ellas, los conflictos se agravan ante la amenaza de varias administraciones de descontar los días de paro o de decretar un aumento de manera unilateral.

 

En la mayoría de los casos, los gobernadores ofrecen no más de un aumento del 18%, en sintonía con lo que pretende el gobierno nacional. Como contrapartida, las cinco provincias que cerraron acuerdos son aquellas que aceptaron aumentos por encima de ese índice (San Luis, Misiones, Santiago del Estero, Salta y Tucumán). La provincia gobernada por Alberto Rodríguez Saa rompió todos los moldes, acordando un alza del 60,7% para los ingresos más bajos y del 38% para los más altos. A su vez, hay tres provincias que definieron aumentos por decreto. Son Mendoza, Tierra del Fuego y San Juan.

 

 

A continuación, el cuadro de situación en los distritos que ofrecen mayores grados de conflictividad.

 

En la ciudad de Buenos Aires, las autoridades porteñas y los sindicatos no se reúnen desde el 10 de marzo. Desde el ministerio que comanda la ministra Soledad Acuña lo niegan, pero los sindicatos docentes sospechan que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta terminará otorgando un aumento por decreto, tal como se especula en la provincia de Buenos Aires.  El último ofrecimiento del gobierno porteño fue un 19,75% en dos cuotas: 10% en marzo,  8% en septiembre y una suma adicional en negro de $200 por cargo. Desde ese encuentro no hubo más contacto entre las partes.

 

En Río Negro, el ministerio de Educación provincial ofreció un 15% de aumento para el primer semestre y un 3% en septiembre. El gremio docente, Unter, consideró que la oferta “sigue muy lejos de la realidad económica que afecta los bolsillos de trabajadores y trabajadoras”.

 

El último ofrecimiento del gobierno santafesino a los docentes fue un aumento del 25% anual fraccionado en tres etapas ((4% en febrero, 13% en marzo y un 8% en julio y una cláusula gatillo por si la inflación supera ese índice). Los docentes, agremiados en Amsafe definirán el viernes en asamblea si aceptan la propuesta. De todos modos, ratificaron que participarán de la movilización de la CTA a Plaza de Mayo y del paro nacional del 6 de abril.

 

El conflicto en Jujuy sigue sin resolverse a partir del rechazo del gremio docente a la propuesta del gobierno de Gerardo Morales de  un aumento del 10% hasta junio y establecer un nuevo encuentro luego de esa fecha para definir el incremento del segundo semestre. El gremio reclama un 35% de aumento anual.

 

En Catamarca fracasó la negociación de lunes pasado, en la que el Gobierno se mantuvo en ofrecer un 20% de aumento aunque redujo de cuatro a tres las cuotas: 10% en febrero, 5% en agosto y 5% en noviembre. El gremio local considera que con el 10% inicial apenas se está recuperando el salario real perdido el año pasado y por lo tanto exige mayores aumentos en las otras dos cuotas.

 

En Córdoba la situación está muy lejos de resolverse. Por un lado, el gobernador Juan Schiaretti no se movió del ofrecimiento inicial del 19%. Pero además, el conflicto se agudizó a partir de la decisión de las autoridades locales de descontar los cuatro días de paro que llevaron adelante los docentes en lo que va del año. El gremio docente local. UEPC, reclamará por vía judicial la restitución de esos días de paro.  A su vez, decidió que el próximo paro será el 6 de abril, coincidente con la huelga lanzada por la CGT.

 

En Santa Cruz, los docentes no bridan clases desde el lunes de la semana pasada. Reclaman un salario inicial de 20.500$ y que hoy arranca en 16.500$. El único ofrecimiento hecho hasta el momento por la gobernadora Alicia Kirchner fue un 3% de aumento para el primer trimestre del año.

Con el último ofrecimiento del gobierno de Corrientes, salario inicial de un docente trepará a los 12.874 pesos, bastante lejos de los 14.000 que reclama el gremio docente. Pero además sostienen que con la propuesta que hicieron se achatan las escalas. Por ejemplo, para un maestro con 15 años el salario sería de 28 mil pesos de bolsillo, lo que representa apenas un 5% de aumento.

 

El gremio docente chaqueño parará el jueves y el viernes próximos, tras rechazar el 22% de aumento en tres cuotas y en protesta por la no devolución de los días de paro descontados en 2014.

 

Los docentes entrerrianos vienen llevando adelante un plan de lucha ante el ofrecimiento del 18% hecho por el gobernador, Gustavo Bordet. Los maestros vienen llevando adelante marchas y asambleas públicas en todos los departamentos de la provincia y anunciaron que se plegarán al paro nacional convocado por la CTA para el jueves 30.