A disfrutar en el living, el auto o la pista de baile

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Acompañada por Gaby Kerpel y Gustavo Santaolalla, La Yegros sale a conquistar Europa. Porque nadie es profeta en su tierra.

La Yegros
Magnetismo
S-Music 

 

 

La confirmación de que “Viene de mí”, el hit de 2013 que titulaba el álbum debut de Mariana Yegros, alias La Yegros, no era algo efímero se confirma con la aparición de Magnetismo, su segundo opus. Y es que tras los elogios de medios como The Guardian o Le Monde, La Yegros está dispuesta a conquistar Europa primero (está radicada en Montpellier, Francia) y su Argentina luego, para demostrar una vez más que nadie es profeta en su tierra.

 

Para eso cuenta con tres ases que le permiten picar en punta. Uno es Gaby Kerpel, el hombre tras la puesta en escena sonora de De La Guarda, pionero en mezclar el folklore y la cumbia con la música electrónica desde aquel seminal Carnabailito (2001) y productor todo terreno de La Yegros. El segundo es Gustavo Santaolalla, quien suma su ronroco en el single “Chicha roja” y le asegura el centimetraje periodístico que se desprende de todo lo mucho que hace el ganador de dos premios Oscar. Y la tercera baraja ganadora es la propia Yegros, que con su personalísima voz y una postura que no duda en combinar chicha amazónica, hip hop, chamamé (la genial “Dejate llevar”), house tropical (“Frágil”) y música litoraleña (“Lejos”) lleva la propuesta multi cultural del sello ZZK un paso más allá de la hoy perezosa clasificación de “cumbia electrónica”.  Clasificar, entonces, a La Yegros al lado de Chancha Vía Circuito o el ecuatoriano Nicola Cruz, entre otros, como embajadores del verdadero y contemporáneo sonido urbano de Iberoamérica. Como dijo en su momento George Michael, a escuchar sin prejuicios. Y a disfrutar, en el living, el auto o la pista de baile.