"El Gobierno miente de manera descarada"

Por Andrés Klipphan

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

CTERA desmiente a Diego Santilli. La secretaria gremial de la organización aportó documentación que demuestra que el Poder Ejecutivo siempre estuvo al tanto de la movilización a Congreso y que quien gestiona permisos y seguros es la empresa contratada para montar las estructuras.

“Lo que informa Diego Santilli a la población es falso. Las autoridades mienten de manera descarada. CTERA no presentó otro tipo de documentación para la instalación de la escuela itinerante. El Gobierno de la Ciudad sale a decir que ahora completamos los papeles debido a la repercusión nacional e internacional que alcanzó la salvaje represión que ejercieron –por orden del poder político nacional, es decir de Mauricio Macri– la Policía de la Ciudad y la Policía Federal sobre los docentes. Siempre presentamos escritos administrativos similares, inclusive cuando realizamos el paro general y la masiva movilización a Plaza de Mayo el 30 de marzo. Ese día también armamos una estructura tubular, un palco, un escenario, varias veces más grande que la carpa que nos impidieron montar el domingo en Congreso, donde además no cortábamos ninguna arteria de circulación.”

La que dialoga de manera exclusiva con Veintitrés, y desmiente a las principales autoridades del Ejecutivo de la Ciudad, es María Lauta Torre, secretaria gremial de SUTEBA, el gremio docente de la provincia de Buenos Aires afiliado a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que mantiene un conflicto abierto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, por el acuerdo paritario. Dicho sea de paso, el gremio acaba de ser convocado para una nueva reunión el próximo lunes.

Ante los medios de comunicación, Santilli aseguró que la disposición DI-2017-1115 de la Dirección General de Ordenamiento y Espacio Público porteño autoriza a CTERA “el uso temporario y revocable del espacio público para la instalación de una carpa de 26,788 metros de longitud x 9,436 metros de ancho x 6 metros de alto en donde se realizarán clases públicas, conferencias, muestras y eventos culturales, en la Plaza del Congreso, desde la suscripción de la presente hasta el día 19 de abril de 2017, fecha en que se encuentra previsto una obra en ese sitio”.

La resolución está firmada por el director del área, Luis Cuence, y deja constancia de que los gremialistas firmaron un “acta compromiso” y que deberán hacerse cargo de “contratar un seguro de responsabilidad civil a fin de resguardar la integridad física del público, asistentes y peatones”.

Para sostener su desmentida, y refutar al jefe y al vicejefe de Gobierno porteño, Torre despliega la documentación respaldatoria.

 

 

La primera, fechada el martes 27 de marzo, está dirigida a Rodríguez Larreta y está firmada por Gustavo Rollandi, secretario de Organización de la CTA. Fue sellada y recibida por la Mesa de Entradas de la Dirección General de Técnica y Administrativa (DGTAD), a las 16 horas.

En el trámite burocrático, Rollandi comunica sin eufemismos que el “jueves 30 de marzo concentraremos a las 15 horas en 9 de Julio y Avenida de Mayo y marcharemos para terminar en un acto en Plaza de Mayo que comenzará a las 17 horas”.  

El segundo documento, también bajo el sello de la misma CTA, pero fechado el viernes 7 de abril; firmado por Eduardo Pereyra, secretario de Relaciones Internacionales de esa central obrera, y firmado e ingresado en la misma DGTAD a las 15 horas, se dejaba asentado que “el (domingo) 10 de abril a partir de las 8 se realizará un acto en la Plaza de los Dos Congresos”.

Punto.

 

 

Ni en una misiva ni en la otra se explicaba que se montaría un enorme palco desde el que se hablaría a los miles de manifestantes que concurrieron al acto; o se mencionaba la carpa que no entorpecería la circulación vehicular.

–Santilli primero y Rodríguez Larreta después aseguran que ustedes debían presentar planos de la estructura para corroborar la seguridad propia y de los peatones.

–Eso es absolutamente falso. Nunca se hace. Quien presenta eso, y lo hace siempre, es la empresa que nosotros contratamos para armar los palcos, o en este caso la escuela itinerante. Son las empresas, que están debidamente autorizadas y registradas en el Gobierno de la Ciudad, las que presentan planos, seguros y hasta todo lo referente a la luz o cualquier otra cosa que se requiera. El Gobierno de la Ciudad miente de manera descarada. Nosotros no presentamos ninguna otra autorización. Ahora, Larreta y Santilli hablan de un acuerdo, de una autorización nueva cuando esto ya estaba solicitado, y nos sacaron a palazos y gas pimienta.

–¿Alguna vez los desautorizaron a realizar un acto, una marcha, o la instalación de palcos o carpas?

 –No, la Ciudad solo te prohíbe algún tipo de acto, por ejemplo, si justo ese día y a esa hora ya está programada otra actividad, como puede ser una feria, otro acto, o una maratón, sólo por dar algún ejemplo. Ahora dice que nos autoriza sólo hasta el 19 de abril porque ese día está prevista una obra de refacción justo en ese sector de la plaza.

–¿Es verdad que ustedes deben presentar un seguro de responsabilidad civil?

–No. Eso siempre –y recalco, siempre– lo hace la empresa que nosotros contratamos. Ocurrió lo mismo cuando se armó el palco para el acto del 30 de marzo. El gobierno nacional y el de la Ciudad quieren justificar con este tipo de cuestiones la represión del domingo. Eso es todo. Cambiemos, como ya ocurrió otras veces, debió dar marcha atrás y eso no lo quieren reconocer. Macri y Larreta no pueden explicar ante el mundo la represión del domingo contra los maestros ni cómo va a seguir este gobierno con los docentes.