Paso en falso de Matías Lammens

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Ambición desmedida. El presidente de San Lorenzo quiere largarse a la política. Contaba con el aval del Pro. Pero empezó a negociar con Massa y dejó de ser confiable.

 

El jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, está bastante molesto con el actual presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, y no precisamente con temas vinculados con el fútbol. Es que, tal como lo reflejó Veintitrés en una nota publicada el 22 de agosto de 2016, Lammens se había convertido en la carta posible del Pro para esmerilar a Martín Lousteau, a quien no le iban a aceptar una candidatura por Cambiemos. Losuteau es competencia directa de Larreta por la jefatura de Gobienro del 2019.

 

La idea del actual presidente de San Lorenzo era una candidatura a diputado, o a legislador porteño, a la cabeza de un espacio progresista, o de controizquierda. Se sabe que, ideológicamente, Lammens está lejos del Pro.

 

Pero, ¿qué pudo haber pasado para que Lammens dejara de contar con el beneplácito de Rodríguez Larreta? Una fuente con llegada al Gobierno de la Ciudad lo cuenta de la siguiente forma: “Primero, Lammens dejó de ser confiable para Rodríguez Larreta, y esto hizo que se resintiera la relación con el Pro, excepto con Rogelio Frigerio, con quien tiene un vínculo personal, más allá de la política”.

 

 

“Y el vínculo se resintió –agrega la misma fuente– porque Lammens, vía el peronista Juan Manuel Olmos, se fue acercando al Frente Renovador de Sergio Massa a través de Alberto Fernández, antes de que éste, por supuesto, comenzara a alejarse del massismo.”

 

Lammens pecó de ingenuo y ambicioso al tratar de armar algo mucho más grande que lo que le proponía Rodríguez Larreta: “La idea era armar un acuerdo amplio de unidad del peronismo con el progresismo, que incluya al kirchnerismo pero que no sea su actor excluyente. Esta jugada no cayó bien en el Pro, porque lo dejaban correr en tanto y en cuanto el agrupamiento que encabezara Lammens fuera tercera o cuarta fuerza electoral y le restara votos a Lousteau. Otra cosa es armar una fuerza electoral que busque ganar las elecciones en la Ciudad”.

 

Intermediario. Olmos acercó a Lammens al Frente Renovador.

 

Según las fuentes consultadas por Veintitrés, el mandamás de San Lorenzo, que también está enemistado con Tinelli, pecó de inexperiencia juvenil al largarse a armar por su cuenta un entramado electoral que le disputara el poder al Pro en la Ciudad, “Matías es un tipo muy capaz, muy inteligente, pero a la par que negociaba con Rodríguez Larreta se largaba a negociar con Massa vía Olmos y Alberto Fernández. Negocias con uno o negocias con otro, pero no con todos al mismo tiempo”, concluyen las fuentes.

 

Se nota que Matías Lammens es ambicioso y su juventud le hace cometer errores y abrir varios frentes de conflicto al mismo tiempo. Su padrino, Marcelo Tinelli, ya no confía en él, y sus posibles aliados políticos también le desconfían. Será cuestion de esperar, entonces, para saber si Lammens se le anima a la política o se queda en San Lorenzo, donde al parecer también tiene mucho por hacer.