Más leídas

Habrá marchas en todo el país para repudiar el 2x1

¦

Se realizan para rechazar el fallo de la Corte que otorgó el beneficio del 2x1 a un condenado por delitos de lesa humanidad y podría extenderse a otros 278 represores.

Baby Etchecopar en guerra contra las mujeres y la libertad de expresión

¦

Le hicieron un escrache por sus dichos justificando las violaciones. Redobló la apuesta difundiendo teléfonos de mujeres que participaron de la protesta y pidiendo censura contra un medio que difundió el reclamo.

Vitette Sellanes siempre da que hablar

Por Jorge Repiso

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

De ladrón a político. El cerebro del Robo del Siglo estuvo preso, fue beneficiado con la extradición al Uruguay y allí montó una joyería. Hoy tiene intenciones de participar de la política en su país. 

“Yo soy un ejecutivo. Soy el ejecutor del robo al Banco Rio, de manera que voy por todo. A mí que no me vengan con eso de ser edil, de proponer cosas para ver si te las aceptan. Yo quiero ser intendente o nada, pero por el momento y por cuestiones de confidencialidad no voy a decir quién me ofreció hacer política y desde cuál partido” Quien lo explica con ímpetu del otro lado de la línea no es otro que el uruguayo Luis Mario Vitette Sellanes, un personaje bien conocido por haber comandado el novelesco robo del siglo ocurrido en el conurbano bonaerense.

 

El 13 de enero de 2006, Vitette y un grupo de compinches ingresaron a la sucursal bancaria de Acasusso protagonizando un millonario robo sin tiros que burló a 200 policías y grupos de asalto. Utilizando armas de plástico y mientras mantenían rehenes, simularon una negociación. En lo que duró el copamiento saquearon el tesoro y hasta se dieron el lujo de pedir comida y bebidas para todos. Un botín calculado en 8 millones de dólares y varios kilos de joyas y valores extraídos de unas 150 cajas de seguridad desaparecieron por un túnel de desagüe que desemboca en el Río de la Plata. Después, embarcaron en dos gomones y escaparon. La fuga duró poco tiempo: él y sus socios cayeron con una ínfima parte de los caudales y en el caso de Vittete, tuvo que afrontar a la Justicia argentina que lo condenó a más de 20 años de prisión.

 

 

El personaje, un excéntrico que varias veces declaró que robaba para ser y no para tener, volvía a la cárcel como en otras ocasiones. ¿Cómo hizo para acortar su pena y marchar a su país? Fue beneficiado por la Ley Nacional de Políticas Migratorias, la que contempla la expulsión de condenados extranjeros cuando alcanzan un tiempo determinado tras las rejas. Hoy pasa sus días en las afueras de la ciudad uruguaya de San José de Mayo, se volvió a casar y explota un negocio de joyería y compostura de relojes que instaló a poco de radicarse.

 

Su casa, paradójicamente, es una fortaleza rodeada de cámaras y dispositivos de seguridad. Cuando sale a rodar por las calles, la mayoría de le gente lo saluda como a un héroe o como a esos delincuentes que planearon y concretaron un golpe de manera brillante y sin siquiera matar una mosca. “Maestro, capo, genio, ídolo”, escuchó más de una vez Vitette, un hombre que no se sonroja cuando dice que ya se gastó cinco veces el botín del banco. Algún político de trayectoria notó el potencial en ese hombre que cosecha más admiradores que detractores y le ofreció embarcarse en una futura campaña. Vitette Sellanes prefiere no delatar el partido por el que va a salir a pelear, todavía. Es muy probable que a causa de su verborragia y apego por lo mediático no tarde en dar un anuncio para retornar a las primeras planas.