Peña descartó que el Gobierno abandone el gradualismo después de las elecciones

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Se lo dijo a la UIA en un almuerzo, en donde le plantearon la preocupación por las importaciones

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, les descartó a los industriales que el Gobierno evalúe abandonar el gradualismo económica para iniciar una fase de apertura del comercio exterior, lo que generó un fuerte alivio a los empresarios fabriles, quienes le presentaron las problemáticas del sector y pidieron evaluar las situaciones de crisis.

Peña: “Somos conscientes que textiles y calzado tienen mucho que ver con el consumo”


El jefe de los ministros de la administración central pasó más de dos horas con representantes de la UIA, en un almuerzo en donde sobrevolaron los conflictos de las fábricas, el optimismo electoral de Cambiemos e incluso un pedido para que el sector privado ponga en marcha su poder de lobby para que los legisladores nacionales aceleren después de octubre la reforma impositiva que el Gobierno presentará en el Congreso.

Peña admitió que la gestión de Mauricio Macri pretende avanzar en una Argentina "que sea más abierta al mundo" aunque admitió que el cuadro de situación heredado les generó "consciencia de que falta competitividad y se necesita tiempo" para avanzar en esa dirección. "La Argentina está muy cerrada pero se va a tener que abrir", les dijo a los industriales.

"Es un tema que siempre está en la agenda y lo miramos con mucho foco dentro de las reglas de juego que planteamos para nuestro país y dentro de aquellas cosas que se pueden hacer para cuidar aquellos trabajos industriales más vulnerables a las importaciones", afirmó.

En una reunión de más de dos horas, escuchó un análisis de la situación industrial


Durante el convite, la UIA realizó un paneo general sobre la situación de las fábricas de los distintos sectores y regiones del país. Allí se destacó la heterogeneidad de la actividad: mientras acero y automotriz son algunos de los rubros con mejoras en la producción, en calzado, textiles e incluso alimentos "aún no se ve ninguna recuperación".

El jefe de Gabinete admitió que "hay mucho trabajo para hacer y empezar a crecer con los consecuentes puestos de trabajo", y señaló avances "con acuerdos sectoriales". "Somos conscientes que textiles y calzado son sectores que, con disparidades, tienen mucho que ver con el consumo y atraviesan una situación difícil, pero vemos señales alentadoras", indicó Peña.


"Fue una muy buena reunión en la que repasamos un poco la situación de la industria en general, que ofrece un panorama interesante, con varios sectores recuperándose fuerte, otros con más dificultades, pero reconociendo el trabajo en equipo que se viene dando en el Gobierno para ayudar precisamente donde hay mayores problemas", remarcó Peña una vez finalizado el encuentro con los industriales.

De todas formas, el Jefe de Gabinete dejó en claro que "hay una tendencia de mejora en la actividad; la industria automotriz está creciendo; también la siderurgia, metalmecánica y energía. Creemos que a medida que crezca la economía se va a reactivar la industria".

Por su parte, el titular de la UIA, Miguel Acevedo, destacó que "el sector industrial y en particular las pymes, son centrales para la generación de empleo formal. Además, tienen el potencial para desarrollar las regiones más alejadas de Buenos Aires".

Durante la reunión de trabajo, a la que asistieron representantes de todos los sectores y regiones del país, se abordaron los diferentes ejes de la agenda industrial: la competitividad transversal; los vínculos internacionales y la necesidad de lograr una inserción inteligente en el mercado global; la problemática de las pymes; el acceso al crédito; aspectos tributarios y los altos niveles de litigiosidad laboral que impactan de manera negativa en la actividad.

Peña asistió al almuerzo acompañado por el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui. Mientras que por el lado de la UIA, además de Acevedo, participaron el secretario, Alberto Álvarez Saavedra, y los vicepresidentes Luis Betnaza, Daniel Funes de Rioja, Alberto Sellaro y Miguel Ángel Rodríguez, junto al director ejecutivo de la entidad, Diego Coatz, entre otros.