Prolijidad para un filme al que le faltan emociones

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Crítica: Los que aman, odian

Los que aman, odian es una novela policial a lo Agatha Christie con vuelta de tuerca, escrita por afán de diversión (y seriedad) por Bioy Casares y Silvina Ocampo. La adaptación de Alejandro Maci con Guillermo Francella y Luisana Lopilato -más Marilú Marini, más Juan Minujín- es correcta en cuanto a la reconstrucción artificiosa (pero coherente con el artificio propio del libro) del ambiente. Sin embargo, todo está "demasiado" correcto y cuidado, lo que diluye en gran medida esas emociones, esas pasiones que el título, clave para la trama, anticipa. Aún con sus defectos, un intento válido de llevar un gran libro a la pantalla. No es poca audacia aunque el resultado final quede a mitad de camino.