Mujica salió a respaldar la renuncia del vice uruguayo acusado de corrupción

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

La oposición pasó de la perplejidad a la ofensiva y pidió al Poder Ejecutivo "reencauzar" el gobierno

El ex presidente José Mujica respaldó la decisión del vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, quien el sábado anunció su intención de renunciar al cargo por las acusaciones de corrupción que enfrenta, mientras la oposición se mostró sorprendida y criticó a la coalición oficialista pero también la llamó a "reencauzar" el gobierno y la política a partir de este caso.

Mujica dijo estar preocupado por la estabilidad de la coalición de centroizquierda

Mujica opinó que, al anunciar su dimisión, Sendic "colocó como prioridad la unidad" del Frente Amplio (FA) centroizquierdista gobernante y exhortó a los dirigentes de la coalición a no incurrir en "una política de aplastamiento" al sector interno del vice.

La Lista 711, el grupo en el que milita Sendic dentro del FA, tiene tres diputados y un senador en el Parlamento.

"No se puede escupir en un ojo a alguien y al otro día pedirle los votos para que te acompañe, no es inteligente", advirtió Mujica.

"A mí me preocupa la estabilidad del gobierno; si hay un error, me parece que hay que tomar medidas y señalarlo, pero no pisotear ni ofender", agregó el ex mandatario en diálogo con el canal Telemundo 12.

Mientras tanto, el senador Luis Lacalle Pou -hijo del ex presidente Luis Lacalle y miembro del Partido Nacional (blanco)- afirmó que con la decisión de Sendic "empieza a culminar una crisis política que estuvo marcada por la falta de ética y por el engaño", y llamó a "reencauzar la política".

El también senador blanco Jorge Larrañaga exhortó a "pensar en la institucionalidad" y sostuvo que "es momento de que el presidente (Tabaré Vázquez) envíe señales claras, de responsabilidad y de recomposición de la relación entre los poderes de la república", consignó el diario montevideano El País.

"No sé qué puede pasar de acá en más, no sé si va a estar en juego la gobernabilidad; lo que sí creo es que este es un golpe duro porque ataca a la honestidad del gobierno; acá hay un vicepresidente que renunció por acusaciones de corrupción y es un hecho gravísimo", remarcó el senador José Amorín Batlle, del Partido Colorado (liberal).

Asimismo, el también senador colorado Pedro Bordaberry señaló que "lo que pasó es muy malo para el país" y opinó que es necesario legislar "para que estas situaciones no vuelvan a suceder, o por lo menos para intentar que no aparezcan".

Por su lado, el senador Pablo Mieres, líder del Partido Independiente, consideró que la renuncia del vicepresidente era "inevitable" y criticó que el plenario del FA "no haya sancionado a Sendic y no haya emitido una declaración de apoyo a lo actuado por el Tribunal de Conducta Política" de la coalición.

Los miembros de dicho tribunal concluyeron en agosto pasado, por unanimidad, que Sendic tuvo un "proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos".

Mientras ninguno de los dirigentes opositores mencionados quiso vaticinar cuál será el impacto del caso Sendic en el FA y su gobierno, el líder del Partido de la Gente, el empresario Edgardo Novick, afirmó que "la misma gente va a sacar al Frente del gobierno porque está cansada de los manejos políticos, de la corrupción, de las mentiras".

  • Envuelto en más de una polémica, Sendic deja hoy formalmente el cargo

Sendic -hijo del homónimo fallecido que fue fundador y lí- der histórico de la organización guerrillera Tupamaros- había anunciado que presentó ante el plenario del FA su “renuncia indeclinable” a la vicepresidencia, y aseguró que se lo había informado también a Vázquez.

Esa resolución fue consecuencia de una “corta” conversación telefónica que mantuvo un rato antes con el mandatario, según fuentes cercanas a ambos citadas por El País.

La dimisión tendrá efecto real siempre y cuando la presente ante el Parlamento -trámite que Sendic, según dijo, cumplirá hoy mismo lunes- y sea aceptada por el Legislativo.

Sendic salió de su domicilio ayer domingo, con semblante tranquilo y vestido con ropa deportiva, pero no quiso hacer declaraciones ante los numerosos periodistas apostados allí. “Nada, no voy a decir nada”, respondió a la requisitoria, según reportó el diario El Observador.

El funcionario renunciante se vio envuelto en una polémica luego de que el semanario local Búsqueda revelara en junio una serie de gastos que realizó con una tarjeta de crédito corporativa de la petrolera estatal Ancap (a la que presidió en 2010-2013), que incluyen compras de ropa, joyas y artículos electrónicos, entre otras.

Ya había sido eje de otra polé- mica a comienzos de 2016, cuando se descubrió que no tenía el título de licenciado con que se presentaba (en su sitio web particular se afirmaba que lo había ganado con medalla de oro) y él mismo admitió que apenas realizó un “curso rápido” en la Universidad de La Habana.

La Constitución establece que si la vicepresidencia queda vacante, debe ser ocupada por el segundo senador más votado, que en este caso es la esposa de Mujica, Lucía Topolansky, de 72 años, quien de ese modo sería la primera mujer en desempeñar ese cargo en la historia de Uruguay.