El fenómeno urbano de Santa Cruz de la Sierra

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Bolivia

Desde hace varios años se ha venido documentando en distintos medios el llamativo crecimiento de la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, capital del Departamento de Santa Cruz. Esta peculiaridad ha incidido directamente en la disponibilidad de los inmuebles y en los tipos de transacciones de bienes raíces efectuadas en el área. Este fenómeno ha ocasionado un mercado inmobiliario de dimensiones tan grandes como las de la misma ciudad.

El cambio demográfico

La demografía muestra que ningún cambio en la composición de la población ni ningún desplazamiento humano obedece al azar. Las urbes latinoamericanas crecieron durante el siglo XX a la par que aumentó su población. La industrialización, la mecanización de las labores agrícolas y el desarrollo del sector de servicios se añaden a los factores que fueron conformando el paisaje urbano latinoamericano.  

No todas las ciudades latinoamericanas han crecido en la actualidad al mismo ritmo que en el siglo anterior, incluso algunas han mermado. Pero de ralentizar el ritmo de aumento poblacional a multiplicarlo exponencialmente hay un trecho muy largo, recorrido a la máxima velocidad por Santa Cruz de la Sierra. En las dos décadas entre 1992 y 2012, los habitantes de esta urbe han pasado de ser 697.000 a la cantidad de 1.784.549. En ella se han duplicado los ciudadanos, mientras que en otras ciudades decrecen.

El incremento urbano y los anticréticos

El crecimiento de la ciudad de Santa Cruz es tan impactante que durante este siglo ha añadido 70 nuevos barrios, y su área urbana ya sobrepasa los 20 kilómetros. Se construyen día a día nuevos urbanismos y la demanda sigue en expansión. No son pocos los que buscan un trato anticrético en Santa Cruz, una negociación en la que los ocupantes de las casas y departamentos entregan al dueño una cantidad de dinero muy alta, que les será devuelta al volver a dejar el inmueble en manos de su propietario.

Actualmente, los anticréticos en la zona norte de Santa Cruz y Urobó pueden alcanzar sumas tan altas como 200.000 USD, mientras que en las zonas sur, este y oeste se puede cerrar una negociación a partir de los 12.000 USD. A pesar de los riesgos que llevan implícitos, principalmente para los propietarios, estas negociaciones mantienen su popularidad. Ello se debe a que conjugan menos requisitos con mayor celeridad, incluso cuando la inversión sea alta para el acreedor. 

Alquilar si el anticrético no es una opción

Para concretar un anticrético se necesita disponer de fuertes sumas de dinero y, por norma general, los poseedores de los inmuebles no son flexibles al negociar las cantidades de la transacción. Si se carece de las seis cifras necesarias para asegurar el anticrético ideal, no queda más remedio que revisar las cifras mensuales que se pueden cubrir y proceder a alquilar. Menos estable, pero más económica que un anticrético, la situación de inquilino puede llevarnos a casi cualquier lugar de Santa Cruz. 

Respecto a los alquileres en Santa Cruz de la Sierra, la oferta es muy amplia. Actualmente pueden encontrarse casas y apartamentos prácticamente para todos los gustos y capacidades adquisitivas. De igual modo, todas las zonas y barrios presentan algún tipo de opción para los potenciales inquilinos. Por ejemplo, para un estudio en la zona centro, la cifra mensual de un alquiler puede fluctuar entre 270 y 10.000 USD, una banda bastante amplia.

Las zonas más deseadas de Santa Cruz

Cada ciudad tiene, como mínimo, un sector que representa en su propio imaginario la vida ideal. Numerosos factores inciden en la demanda inmobiliaria por una zona, como la seguridad, la concentración de servicios y el comercio. La disponibilidad de transporte y la cercanía de las principales arterias viales y rutas de acceso también puede aumentar la idoneidad de una ubicación dentro del entramado urbano. Esto sucede en las partes favoritas de Santa Cruz y sus alrededores.

La ciudad posee varias zonas privilegiadas en lo referente al nivel adquisitivo de sus habitantes. Si se toma como indicador principal la demanda de departamentos en alquiler en zona norte, entonces podemos afirmar que esta área es la más codiciada de toda la ciudad. La zona norte extremo, que comprende la avenida Alemana y la avenida Beni, tiene como incentivo la revalorización, en un futuro cercano, en el caso de compra, en especial en el área comprendida ente el Quinto y el Octavo Anillo. 

La zona norte concentra la mayor cantidad de centros comerciales, gimnasios y oferta gastronómica de toda Santa Cruz. También crece la cantidad de empresas que escogen los barrios que la componen como localización para sus torres y oficinas, incluidas famosas multinacionales. Los jóvenes profesionales, por ende, intentan vivir en estos vecindarios con la finalidad de tener la vivienda cerca del trabajo, con la consiguiente ventaja de minimizar el efecto adverso del tráfico.

Al igual que en la zona norte, la demanda de alquileres en Urubo, Santa Cruz, también tiende al alza, constituyéndose en la nueva zona top del Departamento de Santa Cruz. En el área se concentran puntos de encuentro tan exclusivos como un club de golf y hoteles de categoría de cinco estrellas, en las cercanías de algunas de las zonas boscosas más exuberantes de Bolivia. Las nuevas instalaciones en Urubó destacan por su moderna arquitectura, integrada con la naturaleza.

Santa Cruz sigue expandiéndose y atrayendo población, no solo de otros departamentos de Bolivia, sino también a inmigrantes de los cinco continentes. Como productora del 30% del PIB boliviano, no parece que Santa Cruz vaya a decaer por ahora, por lo que su mercado inmobiliario seguirá figurando entre las mejores opciones de inversión de América a un plazo medio.