Cristina acusó al Gobierno de pretender disciplinar a todos los sectores de la sociedad

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Cristina en Crónica. Confesiones y denuncias en una entrevista intimista con Chiche Gelblung

Gabriel Calisto
 

"Soy muy mal hablada. Tengo un carácter muy fuerte, como ya sabrás. Antes me enojaba mucho, ahora mejoré". Así empezó a definirse Cristina Fernández de Kirchner en la entrevista exclusiva que tuvo con Chiche Gelblung en la pantalla de CrónicaTV.

“Me han hecho mucha fama de mala, yo también tenía que hacerme la fuerte”

El encuentro, que duró casi dos horas, combinó momentos de intimidad y risas a carcajadas, otros de emoción y unos cuantos cruces picantes. La candidata a senadora mostró una faceta desconocida por la mayoría, en un nuevo paso en la apertura que lleva adelante hacia la sociedad desde que inició esta nueva campaña electoral. "Me divertí mucho. No fue como la mayoría de las entrevistas, que los periodistas tienen cara de orto", cerraría la propia ex mandataria.

Poco antes de las doce del mediodía, Kirchner llegó a los nuevos estudios de Crónica TV, donde fue recibida por las autoridades del grupo: Alejandro Olmos, director general del Grupo Crónica; Marcelo Carbone, vicepresidente del Grupo Crónica y Hugo Ferrer, director general de Medios.

Para Cristina, su candidatura fue una decisión impulsada desde los dirigentes bonaerenses, y no personal: "Me presento como candidata por deber. Nunca hice en política lo que quería, sino lo que tenía que hacer. Esta vez fue una decisión colectiva. Yo soy la dirigente que mejor medía para el peronismo en la provincia y se están viviendo momentos muy difíciles", sostuvo.

En otro tramo del reportaje, la ex mandataria se refirió a su relación con el peronismo. Días atrás, había renegado del "kirchnerismo" como partido propio, destacando que siempre fue integrante del PJ. Ante la repregunta de Gelblung, que recordó una de sus frases desde la presidencia ("nadie me va a correr con la marchita"), la ex mandataria aclaró que "siempre tuve excelente relación con el peronismo. Siempre fui peronista y me sentí peronista. Es más, las discusiones que teníamos en la década del 90, en el parlamento, era porque yo sostenía que eso no era peronismo".

¿Porqué no fuiste con el peronismo ahora? -consultó Chiche-. "Perdón, los peronistas estamos todos en Unidad Ciudadana. Si hay algo que siempre dijo el peronismo, es que el partido es sólo un instrumento electoral", retrucó.

Luego hizo referencia a la imagen de dureza que transmitió en su segunda presidencia: "Me han hecho mucha fama de mala. Yo también tenía que hacerme la fuerte. Sentí que se me iban a venir encima, propios y ajenos. Me hice un cuadro de situación de que tenía que ser fuerte. Y eso llevó a crear un estereotipo. Pero una mujer al final no es más que una persona", agregó luego.

Otro de los temas que impactó en la opinión pública fueron sus nuevas referencias al debate sobre el aborto. "Néstor estaba de acuerdo. Mi hija y mi hijo también. Yo no. Se que es un tema de salud. Ojo, no obturo el debate. Es un tema difícil", consideró.

Al referirse a su vida familiar y el vínculo que mantiene con sus hijos y nietos, Cristina cuestionó duramente los procesamientos e investigaciones contra sus hijos, y apuntó directamente a la Justicia. "A ellos los persiguen para llegar a mí", aseveró.

"Mis hijos están perseguidos por ser sucesores de su padre. Mi hija (Florencia) cuando llegó a Olivos tenía doce años, y en la primera argumentación aparecía formando parte de la asociación ilícita. Los hijos de De la Rúa estaban con su padre cuando se ordenó la represión", comparó.

Luego, la ex mandataria agregaría otra similitud, apuntando directamente a la familia presidencial: "Macri fue sobreseído en Panama Papers. Dijo que tenía 22 años cuando se formó esa sociedad y él no lo sabía. O sea que el presidente, con 22 años, podía no saber que formaba parte de una sociedad anónima, y mi hija con 12 ya formaba una asociación ilícita", disparó.

Cristina apuntó además contra el nuevo eje discursivo del gobierno nacional, que acusó a periodistas, jueces y gremialistas de tener comportamiento mafiosos: "Esta gente quiere disciplinar a todos: empresarios, sindicalistas, jueces. Son todos mafiosos menos ellos. ¿Quién blanqueó plata negra? El amigo del presidente que es dueño de Edesur, que te arranca la cabeza. También el dueño de Edenor blanqueó".