La expresidenta no reconoció responsabilidad del Estado en la tragedia de Once

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Cargó las culpas contra el maquinista de la formación siniestrada en 2012

Horacio Aranda Gamboa
Foto: Adrián Sacchero

A lo largo de la entrevista concedida por Cristina Fernández a canal Crónica Televisión, la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana respondió con un enfatico “no” a la pregunta de si existió alguna responsabilidad por parte del Estado en la tragedia de Once, luego y buscando quitarle responsabilidades a su ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional, Julio De Vido, le apuntó directamente al motorman sobre quien dijo que durante el juicio no “pudo explicar porque no accionó el freno” y concluyó afirmando que su gobierno en todo momento le brindó ayuda a los familiares de las víctimas.

“No”, fue la enfática respuesta sobre si reconocía que “ahí el Estado tuvo culpa”

La ex mandataria se refirió al accidente ferroviario un día después de que De Vido, comenzara a enfrentar un juicio oral y público por su presunta responsabilidad en esos hechos. “La tragedia de Once fue algo muy fuerte”, dijo Cristina, quien relató que después del hecho se reunió “con casi todos los familiares, salvo con cinco familias que no se quisieron reunir conmigo” y agregó que el encuentro fue “sin cámaras, sin televisión, porque me parecía que no podía hacerse una exhibición de eso ante el dolor de la gente.

Ante la inisistencia de Chiche Gelblung, quien alegaba que no se le había brindado ninguna ayuda a las víctimas y sus familiares, Cristina afirmó: “Ayudamos a muchísima gente con problemas de salud, de trabajo, con subsidios y le dimos toda la ayuda que podíamos darle; e inclusive, algunos de ellos nos habían pedido si podíamos ayudarlos con el tema de los abogados y le dijimos que no” porque en ese caso podía existir una “contraposición de intereses”.

La líder de Unidad Ciudadana subrayó que una “indemnización no se les podía dar porque para indemnizar, el Estado tiene que ser condenado en juicio” y volvió a ratifi car que le brindaron ayuda “a muchísima gente, le conseguimos trabajo a muchos en Anses, en el Pami, les solucionamos cuestiones de salud, problemas de estudios, pero a muchísima gente”.

Cristina también recordó que en Olivos y en la Casa Rosada mantuvo “más de ocho reuniones con familiares, los recibíamos de a grupos, y hasta los últimos tiempos del gobierno, siempre cuando alguno se presentaba por algún problema, se lo tratábamos de solucionar”.

“-¿Reconocés que ahí el Estado tuvo culpa?-, preguntó Gelblung respecto al accidente a lo que Cristina respondió con un enfático “no”. Señaló luego que “el maquinista no accionó el freno al final. El tren frenó en todas las estaciones antes. Si vos no frenás, te estrellás”.

En otro tramo relató que recientemente se reunió con Raúl García, padre de una de las víctimas de la tragedia, y dijo compartir con él la mirada que tiene sobre lo sucedido. En esa dirección, recordó que “el padre de una de las víctimas que falleció y quien asistió a todas las audiencias” le refirió que el motorman “nunca pudo explicar el por qué no accionó el freno, y si vos no accionás el freno...”, dijo buscando despegar de responsabilidades a su ex ministro, Julio De Vido.  Acotó finalmente: “La inversión ferroviaria que hicimos fue muy grande”.

La tragedia ferroviaria ocurrió el 22 de febrero de 2012 en la estación terminal de Once perteneciente a la línea del ferrocarril General Sarmiento y dejó un saldo de 52 muertos y más de 700 heridos. En ese marco, el último miércoles en los tribunales de Comodoro Py, De Vido debió escuchar la acusación en su contra por los delitos de estrago culposo agravado y administración fraudulenta, los que tienen una pena que va de los tres a los 11 años de prisión.

  • "Sabian y no hicieron nada"

Mónica Bottega, madre de Tatiana Pontirolli, una de las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once, afi rmó ayer que los funcionarios nacionales que ocupaban lugares de responsabilidad sobre las áreas involucradas en el momento del siniestro “sabían que iba a haber muertes y no hicieron nada” para impedirlas.

  • "Es una perseguida política"

El abogado Gregorio Dalbón diferenció ayer la situación de su clienta Cristina Fernández de la de Julio De Vido frente a la Justicia, y dijo que mientras este “fue responsable” de la tragedia de Once, la ex presidenta es “una perseguida política, judicial y mediática, y hay una persecución en Comodoro Py tanto hacia ella como a su familia. No pienso lo mismo de De Vido”, manifestó.