Crimen de Micaela: primer juicio por grooming y muerte

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Comenzó a definirse el caso en Bahía Blanca

El primer juicio por "grooming" seguido de muerte que se realiza en la Argentina se inició ayer en la ciudad de Bahía Blanca, con Johnatan Luna, de 27 años, como acusado por el crimen de Micaela Ortega, la nena de 12 que apareció asesinada en mayo de 2016.

Micaela fue acosada en redes sociales y asesinada

Mónica Cid, la madre de Micaela, aseguró que el juicio será una continuación de su lucha contra el "grooming", el acoso por redes sociales, y expresó sus deseos para que la condena a Luna sea una "perpetua efectiva".

Micaela tenía 12 años cuando fue captada por medio de la red social Facebook por Luna, quien se hacía pasar por una adolescente y mantenía más de mil contactos por esa red social. La chica desapareció el 23 de abril y fue encontrada asesinada el 28 de mayo de 2016.

"La campaña de grooming se va haciendo efectiva, pero en el mientras tanto yo sigo poniendo mi cuerpo, no voy a permitir que haya otra Micaela, vamos a luchar para que la perpetua sea efectiva", expresó.

El juicio, que terminará este viernes, está a cargo del Tribunal en lo Criminal Nº 2 de Bahía Blanca, compuesto por los jueces Claudia Fortunatti, María Elena Baquedano y Eugenio Casas. La acusación es encarnada por el fiscal Rodolfo De Lucia, que estuvo a cargo del caso desde la desaparición de Micaela, y la abogada María Fernanda Petersen, representante de los padres de la chica, mientra que a Luna lo asiste el defensor oficial Sebastián Cuevas.

El juicio arrancó con el testimonio de Mónica, ante el gesto con la cabeza gacha del acusado, quien no declaró en todo el proceso previo y llegó al juicio con un chaleco antibalas colocado.

"Era una niña muy alegre, siempre la defino como una loquita linda. Era mi hija", expresó la mamá de la víctima, quien admitió que una de las principales diferencias que tenía con la chica era el hecho de que "quería tener novio" y ella le decía que "pensara en otras cosas".

Un momento de tensión se vivió en el quinto piso de los tribunales de Bahía Blanca donde se desarrolla el juicio cuando Luna le pidió a su abogado retirarse hasta el momento de los alegatos y la madre de la joven se acercó hasta donde estaba el acusado.