Arte patrio de cosas simples

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

Nora Iniesta, plástica en celeste y blanco ¦

En su obra recrea el mundo de su infancia, 
la escuela, la historia 
y los símbolos del país.

 

Utiliza materiales simples para ideas profundas. Nora Iniesta habla de su obra con la una intensidad que contagia y su voz vibra cuando une su infancia en la escuela y la recreación que de ella hace en sus obras. “La Patria es la infancia”, simplifica ante Veintitrés acerca de la muestra “Celeste, blanco y celeste” que se exhibe hasta el 7 de julio en PS Gallery y que ilustra esta página.

Esta muestra tiene que ver con la infancia, por eso el collage. Tengo un gran respeto y me sigo emocionando con los actos escolares, por eso apunto a trabajar con las cosas básicas, primarias, el cortar y pegar, que es lo que hago desde siempre” y que le permitió recuperar las vivencias de la escuela normal mixta de Lomas de Zamora a la que asistió de niña y en la que fue abanderada, con el reconocimiento que tuvo hace pocos días, cuando fue declarada ciudadana ilustre por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Entre una y otra experiencia tiene un recorrido por las artes plásticas que la llevó a ocupar la dirección del Museo Nacional del Grabado, luego de haberse especializado en la Slade School of Fine Arts de Londres.

Iniesta desecha todo vínculo entre su obra y la revalorización festiva de las fiestas patrias. “No especulo con lo que van a pensar sobre mi obra. Como artista, soy un ser dinámico que hace lo que tiene que hacer, que va mutando y creciendo”. Claro que queda algo que atraviesa los tiempos en esta muestra, a pesar de su andar por el mundo que la llevó a vivir en Francia y a ir y volver desde otros países de Europa y desde Estados Unidos, además de su presencia en Latinoamérica. Y “es el concepto de Patria, que es uno solo y tiene que ver con la pertenencia, el suelo, lo propio”