Facultad de creer

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Uanantú. Liliana Vitale
Ciclo 3, 2016

Por Nicolás Russo

Se supone que si se realizan las tareas de adquisición, retención y recuperación de información, estamos en condiciones de decir que recordamos. Pero Liliana Vitale va más allá: elige “convocar el vacío que iluminaba nuestras mentes en los primeros años para volver al momento del inicio de la facultad de creer en uno por el otro”. Esos vacíos son los que disparan la pregunta acerca de qué escuchó cada uno –Liliana, su hermano Lito y su amiga Patricia Pagola– las miles de veces que compartieron una canción, un disco, un relato familiar acerca de la Historia de la Música. Y Uanantú es una respuesta posible que incluye, entre otros, a Arco Iris, a Bola de Nieve, a Atahualpa, a Spinetta, a Paco Ibáñez y a Charly García. Es lo que salió en una toma. Lo que más se acerca al grado cero, lo que no se pretende despojado sino que apela a esa voz de la infancia que Liliana quiere poner por delante de todo: cantar incorporando la canción, haciendo que se adhiera al cuerpo, al humor y a la historia personal, dejando que ella sea el único ego posible. El centro del asunto en la interpretación. Lo más cercano posible sin ser uno mismo, “la transición entre ser uno y ser dos”. Eso es esta belleza sonora-gráfica-literaria que Liliana, Lito y Patricia Pagola nos regalan para iluminar el presente.