Ella la maga

Por Revista Veintitres

LECTORES@VEINTITRES.COM

¦

Teatro. Marilú Marini: concierto para una madre.

Todas las canciones de amor
De Santiago Loza. Dirección: Alejandro Tantanian. Con Marilú Marini e Ignacio Monna.Los viernes y sábados a las 20 y los domingos a las 19 en Paseo La Plaza, Av. Corrientes 1660. Entrada: desde $ 400.

 

Por Luis Mazas.

 

Es un texto rico, Todas las canciones de amor, de Santiago Loza. El autor tiene una vocación especial por los personajes evocadores, en su instante de quiebre. Este es el modulado monólogo de la madre que espera el regreso de su hijo. Jugado en el poder evocativo de la palabra puesta en voz y actitud de gran actriz. Lo que dice y lo que sugiere por contradicción u omisión son los mejores resortes del autor de Nada del amor me produce envidia. Aquí, el proceso de aceptación de su hijo la ayuda a aceptarse a sí misma. Contar más sería traicionar la delicia de acercarse a esta ama de casa en vilo entre los prejuicios, sus yerros y la rutina.

 

Alejandro Tantanian acompaña a Marilú Marini en un sensible viaje para apropiarse de la sensibilidad de Loza y traducirla con admirable claridad sobre esa criatura perdida en sí misma, a un paso de la superficial alegría optimista y la autoconfesión desgarrada. Sobre ella, Tantanian levanta una delicada envolvente que la revela. La resolución visual de Todas las canciones… es fuerte y expresiva. Un todo hábilmente integrado con el entramado invasivo del vestuario que se difunde a paredes y tapizados (o viceversa). La luz, que lleva y trae a la mujer de sus ensoñaciones a las digresiones cotidianas, con pequeños guiños y modulaciones ambientales. Unos pocos, reconocibles, temas musicales solapan las transiciones de emoción y el buen humor integrados. De Nino Bravo a Ortega y Novarro o Abba, llegan en el buen registro vocal, la presencia de Ignacio Monna, como la idealización del hijo. También Marilú canta (muy bello el ensamble del final). Al cabo, Marilú reina y es la maga insustituible de esta ceremonia.