Un total de 10.000 vehículos habían salido de la línea de producción en la gigafábrica de Shanghai del fabricante de automóviles estadounidense Tesla desde que reanudó la producción el 19 de abril, después de una breve pausa, hasta el día 30 del mismo mes, informó la compañía.

En los primeros cuatro meses de este año, la fábrica de Tesla en Shanghai entregó 183.686 vehículos, una cifra que resulta 1,7 veces superior a la del mismo período del año pasado y mayor que el total de 2020.

Debido al reciente rebrote de COVID-19 en la ciudad, la gigafábrica de Shanghai suspendió la producción durante más de 20 días.

La compañía indicó que su fábrica de Shanghai ya comenzó a producir vehículos para exportar a los mercados de Asia-Pacífico y Europa.

“Creemos que la situación epidémica es solo una breve prueba y desafío. Hemos visto la capacidad de todos los sectores para hacer frente a los desafíos en el proceso de reanudación del trabajo”, refirió Tao Lin, vicepresidenta de Tesla. "Creemos que la producción pronto volverá a la normalidad".

La gigafábrica de Tesla en Shanghai es la primera empresa de automóviles de propiedad totalmente extranjera en China.

Las entregas de la fábrica ascendieron a 484.130 vehículos el año pasado, un aumento del 235 por ciento respecto a 2020 y el 51,7 por ciento de la capacidad de producción global de Tesla en 2021.

Fuente Xinhua