El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sancionó hoy jueves sin vetos una ley que autoriza a los operadores instalar infraestructura de telecomunicaciones en áreas urbanas si el órgano competente no se pronuncia sobre la solicitud en un plazo de 60 días.

Conocida como "silencio positivo", la autorización debe facilitar el despliegue de antenas de internet 5G en Brasil.

En la práctica, la norma modifica la Ley General de Antenas, para garantizar una agilidad en la oferta de infraestructuras de telefonía e internet, ya que cada municipio tiene normas locales.

El relator del proyecto de ley, senador Izalci Lucas, explicó que hasta ahora el proceso para obtener licencias que permitan la instalación de antenas puede demorar hasta un año y medio, un plazo mayor que el establecido en la Ley de Antenas, que es de 60 días.

"El 5G requiere la instalación de muchas más antenas que las tecnologías anteriores. Los operadores tendrán que multiplicar de 5 a 10 veces el número de antenas instaladas actualmente", destacó.

La licitación para la instalación de la infraestructura de la tecnología 5G fue realizada en Brasil en noviembre del año pasado.

La capital Brasilia fue la primera ciudad del país en habilitar el servicio para los usuarios, a inicios de este mes, y la expectativa es que todas las capitales estatales cuenten con señal 5G de última generación hacia fin de este año.

Las reglas de la licitación determinaron que para 2028 todos los municipios brasileños deben contar con la señal 5G.

Fuente Xinhua