El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, calificó de insuficiente la ayuda que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha prestado a Ucrania hasta la fecha y llamó a los Estados miembros a enviar más armas al país.

"No estamos haciendo lo suficiente para proteger a Ucrania, para apoyar al pueblo ucraniano mientras este está defendiendo su libertad y su soberanía​​​. Por lo tanto, los insto a hacer mucho más en cuanto a los suministros de armas, armas de artillería, a Ucrania", declaró Morawiecki este martes.

El primer ministro hizo sus declaraciones tras una reunión de representantes de los países que son miembros tanto de la OTAN como de la Unión Europea que se celebró en la ciudad neerlandesa de La Haya.

Morawiecki también subrayó la urgencia de suministrar armas al territorio ucraniano.

"Es importante centrarse aquí y ahora en una ayuda y un apoyo eficaces para Ucrania, y no dentro de unas semanas o unos meses", recalcó.

Rusia lanzó el pasado 24 de febrero una "operación militar especial" en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitaban ayuda frente al "genocidio" por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según el presidente ruso, Vladímir Putin, es "la desmilitarización y la desnazificación" de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Sin embargo, según la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh), el número de civiles muertos y heridos en Ucrania en lo que va de la operación militar rusa en ese país ha superado los 4.430 y 5.490, respectivamente.

La ONU estima en más de 7,5 millones de personas el número de ucranianos que huyeron de las hostilidades en su país para buscar refugio en Estados vecinos, a lo que se suman unos ocho millones de desplazados dentro de Ucrania.

Fuente: Sputnik