Los países de la Alianza Atlántica no participan en las hostilidades en Ucrania, afirmó el Ministerio de Exteriores francés.

"La OTAN no está involucrada en la guerra de Rusia en Ucrania", publicó el ente en su cuenta de Twitter, al agregar que se trata de una alianza defensiva que "no está alimentando ninguna escalada contra Rusia"​​​.

Desde el inicio de la crisis, agregó, la Alianza Atlántica ha tomado medidas solo para "proteger el territorio de sus países miembros en medio del repentino deterioro de la situación de seguridad causado por la guerra en Ucrania".

En cuanto al posible ingreso en el bloque militar de Finlandia y Suecia, indicó que no provocará una escalada de la situación, algo en que insiste Rusia.

Rusia anunció el pasado 24 de febrero una "operación militar especial" en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al "genocidio" por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según el presidente ruso, Vladímir Putin, es "la desmilitarización y la desnazificación" de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Fuente: Sputnik