El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, declaró que cree necesario eliminar los recelos de Ankara relativos al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK, proscrito en Turquía) antes de iniciar el procedimiento de admisión de Finlandia y Suecia en la OTAN.

"La decisión de Finlandia y Suecia de presentar la solicitud de ingreso en la OTAN es de importancia histórica, su adhesión fortalecería a la Alianza del Atlántico Norte​​​. Debemos resolver los problemas de seguridad de todos nuestros miembros, incluidos los serios recelos de Turquía respecto a la organización terrorista PKK, y encontrar el camino a avanzar", dijo a la agencia noticiosa griega AMNA.

Según Stoltenberg, Turquía sufrió a causa de la actividad del PKK y del terrorismo en general más que cualquier otro miembro de la Alianza.

" Turquía tiene recelos razonables, que debemos enfocar seriamente. Mis colegas y yo seguimos sosteniendo un intenso diálogo con los representantes de Turquía, Finlandia y Suecia para eliminar las preocupaciones turcas y llevar adelante el proceso de adhesión de estos dos países", señaló el jefe de la OTAN.

La operación militar de Rusia en Ucrania hizo que Finlandia y Suecia revisaran su política de neutralidad. El 18 de mayo, ambos países nórdicos presentaron sus solicitudes para adherirse a la OTAN.

Turquía bloqueó el inicio del procedimiento de estudio de esas solicitudes. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que Ankara no puede decir "sí" a la admisión de Finlandia y Suecia, porque ellas apoyan el terrorismo y sus organizaciones, en particular, al Partido de los Trabajadores de Kurdistán, proscrito en Turquía.

Fuente: Sputnik