La primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, al recibir en Tallin al presidente de Polonia, Andrzej Duda, declaró que la cumbre de Madrid de la OTAN debería tomar decisiones sobre el fortalecimiento del "ala este" de la Alianza Atlántica.

"La cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid debe tomar unas decisiones claras​​​. Dado que Rusia ha elevado el nivel de la agresión en Europa, la OTAN debe fortalecer la defensa allí donde ésta se necesita más que en otras partes, especialmente en el ala oriental de la OTAN", dijo citada por la oficina de prensa del Gobierno estonio.

Asimismo acordaron proseguir los esfuerzos encaminados a aislar a Rusia en los aspectos político y militar. "Tenemos que hacer mucho todavía, por ejemplo, aprobar el sexto paquete de sanciones de la UE", subrayó Kallas.

La primera ministra definió como decisivo el papel que juega Polonia en la prestación de ayuda militar y humanitaria a Ucrania. " Polonia hizo mucho para ayudar a Ucrania y seguirá desarrollando estos esfuerzos. Es importante también la ayuda de la Comisión Europea a los países que acogieron a los ucranianos que huyen de la guerra", agregó.

Kallas y Duda hablaron de cómo se puede ayudar a Ucrania en la exportación de cereales. "Los cereales ucranianos son de importancia mundial, de sus exportaciones dependen muchas regiones del planeta. Para prevenir el hambre global, se debe encontrar solución al problema de salida de los cereales de Ucrania", señalaron.

La primera ministra de Estonia instó a Polonia a unirse a la iniciativa de construcción de una red energética en el mar Báltico, a la que se podría conectar plantas eólicas marinas y la que funcionaría como una línea eléctrica internacional de reserva.

Fuente: Sputnik