Unos ocho millones de cubanos comenzaron hoy domingo a votar en un referéndum que decidirá la aplicación o no de un nuevo Código de las Familias, refrendado antes por la Asamblea Nacional (parlamento unicameral).

La votación se inició este domingo a las 07:00 hora local (11:00 GMT) en más de 23.000 colegios electorales de los 168 municipios del país, donde acuden los mayores de 16 años y con residencia efectiva en el país durante los últimos dos años.

Los colegios permanecerán abiertos hasta las 18:00 horas locales (22:00 GMT) y los resultados preliminares de la consulta popular se conocerán mañana.

El referéndum, que sólo se exige votar "sí" o "no", es el colofón de un proceso de discusiones que llevó a las urnas a la versión 25 de la nueva normativa, aprobada por el parlamento en julio último, luego de tres meses de consultas populares con unas 79.000 reuniones en barrios y centros de trabajo.

De acuerdo con cifras oficiales, en esas reuniones participaron 6,5 millones de los 11,1 millones de cubanos para después unificar los criterios en un texto definitivo que luego pasó al parlamento, donde fue aprobado por los diputados.

La legislación incluye aspectos novedosos como el matrimonio igualitario, la ampliación de los permisos para que los abuelos mantengan comunicación con los nietos en casos de separación de los padres, e incluso entrega la "responsabilidad parental" a los ancianos ante la ausencia de los progenitores por cualquier causa.

El nuevo Código de las Familias es una de las leyes que deben actualizarse tras la aprobación de una nueva Constitución, en abril de 2019.

Fuente Xinhua