El presidente de Rusia, Vladímir Putin, debatió con su homologo finlandés, Sauli Niinisto, los planes de Finlandia de presentar una solicitud de ingreso en la Alianza Atlántica, comunicó este sábado el servicio de prensa del Kremlin.

"Por iniciativa de Finlandia se celebró una conversación telefónica entre el presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de la República de Finlandia, Sauli Niinisto​​​. Se dio un franco intercambio de opiniones sobre la intención anunciada por el liderazgo de Finlandia de presentar una solicitud para adherirse a la OTAN", dice el comunicado.

Putin, según la nota, destacó que sería erróneo renunciar a la tradicional política de neutralidad, porque no existe ninguna amenaza para la seguridad de Finlandia.

"Ese tipo de cambio de la política exterior del país puede afectar negativamente las relaciones ruso-finlandesas que durante años se han construido en un espíritu de buena vecindad y de asociación, así como han sido mutuamente beneficiosas", puntualizó.

El jueves, Niinisto y la primera ministra de Suecia, Sanna Marin, emitieron un comunicado conjunto en el que instaron a solicitar el ingreso de sus países en la OTAN sin demora.

El presidente del Parlamento finlandés, Matti Vanhanen, avanzó que los legisladores abordarán el asunto el próximo 16 de mayo. Si se pronuncian a favor de la adhesión, Helsinki podría cursar la solicitud oficial a mediados de la próxima semana, estima el canciller Pekka Haavisto.

El Ministerio de Exteriores ruso advirtió en reiteradas ocasiones que el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN implicaría consecuencias tanto para sus relaciones bilaterales con Rusia como para el conjunto de la arquitectura de seguridad europea.

La incorporación a la alianza transatlántica, según Moscú, también sería perjudicial para la imagen de promotores de iniciativas constructivas, de cohesión internacional, que ambos países han tenido durante décadas.

El jefe adjunto de la misión rusa ante las Naciones Unidas, Dmitri Polianski, declaró el jueves que Suecia y Finlandia serían objetivos potenciales para el ejército ruso tras acoger tropas de la OTAN en sus territorios.

La alianza transatlántica planea discutir este sábado, durante una reunión ministerial en Berlín, los planes del ingreso de Finlandia y Suecia.

Fuente: Sputnik