Mario Massaccesi es un reconocido periodista, pero además tiene otra faceta nueva y tal vez menos conocida es coach ontológico. Dos profesiones que conviven sin obligarlo a tener que elegir  por una de ellas. Junto a Patricia Daleiro, psicóloga y Master Coach, acaban de publicar “Saltar al buen vivir” . a partir de casos reale. cuenta. las experiencias en la aventura de saltar.

“Est. libro concretamente es la consecuencia del primero, Soltar. Que va por la sexta edición y ahora salió con un cuaderno para que el lector arme su propia ruta para poder soltar”, relata Massaccesi en un convento de San Telmo convertido en bar donde aprovecha a sacar fotos, otra de sus grandes pasiones, y hablar con entusiasmo de su experiencia en la escritura.

“Tenemos mucha receptibilida. de los lectores que nos van contando historias. Nos decían después de soltar qué. Estas mas liviano, tenes menos peso, estas menos exigido, con ganas de…,  ese especio queda algo nuevo. Qué es lo que podemos hacer. Se nos ocurrió esto de los lugares hacia donde podemos ir dentro nuestro para tener una vida mejor. Empezamos a  chequear en nuestros talleres cuales son los temas que  van surgiendo, con el qué hago con mi vida”, continúa Massaccesi dejando de lado al periodista por un rato.

Decimos que los lectores  son los que te van soplando el índice del próximo libro. Lo que te v. marcando el caminito de lo que nos está haciendo falta. De ahí surgió saltar hacia el coraje, hacer eso que no te animaste antes. Saltar a las nuevas relaciones, animarte a ella, redefinirlas, encontrándote con gente desde otro lugar , sin tanta careta, sin tanto maquillaje. Saltar al buen sexo que es un tema que aparece  en todos los talleres, en especial en  las mujeres después de los 50 que hay cuestiones con el sexo que no se han animado por los mandatos y otras cuestione. Saltar a la abundancia, reconocer lo que si tenes y no solo lo que te falta. Reconocer esto que sos hoy.

-¿Qué usaste del periodismo?

-Solamente las preguntas. Pero hay una diferencia el periodista pregunta “por qué”, porque necesita conocer la historia hacia atrás, la infamación. El coach en general pregunta “para qué”  y abre una puerta hacia adelante, de lo que queres que pase con tu vida. Ambos utilizan la pregunta como herramienta, pero el periodista usa el lenguaje descriptivo, nosotros contamos situaciones.  El coach tiene un lenguaje generativo, la idea es poner palabras aquello que queres que te pase. Es un lenguaje generativo hacia adelante. Es una diferencia abismal,  pero pueden convivir perfectamente. El periodista puede tomar las preguntas del coach . usarlas para su trabajo.

¿Cómo fue que comenzaste con esta otra profesión?

-La persona fue a buscar el coach, yo necesita seguir haciendo cosas conmigo. No es que el periodista fue a buscar al coach. Durante un tiempo pensé que no eran compatibles, creí que en algún momento  tenía que elegir. Después me di cuenta que podían convivir. Poder ir de a un lado al otro, poder distinguir cuál es la herramienta de cada una de las profesiones  y tomarlas cuando se necesitan.

-¿Qué es un coach?

-Es un profesional que hace preguntas, para que te puedas mover del lugar donde estas, para que puedas encontrar respuestas, salidas, alternativas que no las estas pudiendo encontrar. Es un facilitador. A mi me gusta decir que acompañas un proceso.  A mi me gusta trabajar en grupos grandes, acompañas haciendo preguntas, no tenes juicio sobre lo que traen y la pregunta tiene que ser desafiante. El coach te permite pasar del árbol al bosque, porque te permite sobrevolar sobre aquello  que te está pasando, sobre aquello que necesitas encontrar una salida, por aquello que hiciste cuando metiste la pata. Una mirada panorámica para que desde ese otro vuelo puedas mirar que otras alternativas tenes. El coach te pregunta qué queres que te pase, cuales son las herramientas que tenes para superar ese obstáculo, y dónde podes ir a buscarla. Y algo que es fundamental eso que queres que te pase es ¿realmente modificable? Lo que ni podemos modificar tenemos una alterativa: modificarnos nosotros. El coach lo que cree es que siempre hay una alternativa de elegir algo.  Modificar o modificarme frente a eso que paso. De todo eso trata el libro.