Un nuevo espacio destinado a preservar parte de nuestro patrimonio gastronómico abre sus puertas. La Casa Quilmes podrá visitarse desde mañana, en una experiencia que propone un recorrido por la historia de la cerveza en Argentina y también la posibilidad de beber y comer rico. 

El mítico lugar, que tiene como corazón la sala de cocción, fue totalmente restaurado por la mano de Eme Carranza. Las ollas de cobre en las que hace 130 años, con Otto Bemberg al frente de la aventura, se cocinó la primera Quilmes son las piezas más valiosas. "El trabajo de pulido llevó aproximadamente 3 meses, y además tienen un trabajo de permanente mantenimiento, porque el cobre lo necesita. Para ponerlo en imágenes visuales la cúpula del Congreso o la estatua de La Libertad son de cobre. Cuando no se hace un mantenimiento continuo, rápidamente se oxida y se vuelve verde. Las 4 ollas fueron importadas de Alemania, vinieron en barco, tienen una capacidad aproximada de 50.000 litros, unos 6 metros de profundidad y se armaban con martillos de bola a mano", explica a BAE Negocios Laura De Bona, gerente de la marca y aclara que el material que se usa en la actual sala de cocimiento en funcionamiento es el acero inoxidable, que es más adecuado.

El tour guiado permite conocer de forma integral el proceso de elaboración, sus tiempos, sus ingredientes naturales y locales. "Se sorprenden muchísimo siempre que les mostramos la naturalidad y les explicamos que no hay ni medio gramo de lo que hacemos que no provenga de alguna parte de Argentina", agregan desde la marca.

Sabor local

Además, quienes se acerquen podrán disfrutar una Quilmes "recién salida del horno, pero increíblemente fría al mismo tiempo". La propuesta incluye la posibilidad de acceder a un menú exclusivo desarrollado por Lele Cristóbal, embajador de la marca y cocinero de Café San Juan. Se podrán degustar diferentes platos bien argentinos como tortilla de papa con conservas de la casa, codillo de cerdo, increíbles sándwiches de milanesa a la napolitana y lasagna vegetariana, entre otros.

"Lo que hicimos fue elegir a gente de la casa para que se sintiera que esta es la cocina de cualquier casa argentina. Por eso, llamamos a Lele Cristobal, que además de gran cocinero y dueño de Café San Juan, es quilmeño de ley. Él mismo nos contaba cuando de chico iba con su abuelo al Parque Cervecero y disfrutaban de una rica merienda o cena. Lele realizó una gran investigación a nivel mundial comparando menues de distintas cervecerías turísticas de elite y le brindó la impronta argentina cuidando el detalle de elevar la cultura gastronómica que nos representa", agrega De Bona.

Según comenta, en general no sólo cuentan con residentes argentinos sino que vienen a visitar también muchos turistas brasileños y chilenos por el momento. "Estamos trabajando con la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Quilmes para que el lugar sea un punto turístico de la ciudad", agrega. 

Los tickets de acceso a este museo-bar (Av.12 de octubre al 100, en Quilmes, provincia de Buenos Aires) ya se pueden comprar en su www.quilmes.com.ar, con distintos formatos de tour: visita guiada y completa $ 2.500, visita guiada al museo y bar $ 2.000, visita al bar $ 1.500. Todos los tickets incluyen cuatro cervezas y cuatro platos de degustación, con posibilidad de adicionar platos y cervezas en el mismo momento. Además, hay una visita guiada con cena que cuesta $3.000.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos