Especial desde Cannes

Desde el inicio de esta cobertura señalamos lo que circula por los pasillos del Festival: éste ha de ser el año en el que finalmente Pedro Almodóvar se llevará la ansiada (y ciertamente merecida, por su carrera) Palma de Oro. La versión esta vez encontró asidero en los hechos, con una película que está a la altura de las expectativas generadas. Tal como lo ha manifestado el público y la crítica en España (donde ya tuvo estreno comercial, Cannes es su premier internacional) Dolor y gloria es, posiblemente, la obra más inspirada y perfecta de ese gran autor que es Almodóvar. El director que cobró fama mundial con su nominación al Oscar por Mujeres al borde de un ataque de nervios (en 1989, y que luego lo ganaría efectivamente con Todo sobre mi madre en 2000), ha tenido mucha presencia en la Competencia Oficial de Cannes (La mala educación, Volver, La piel que habito, Todo sobre mi madre, Los abrazos rotos, Julieta). Ha ganado incluso un premio por el guión (justamente por La mala educación, posiblemente la película más castigada por la crítica del mundo); pero la Palma de Oro le ha sido siempre esquiva. En 2016 todo parecía estar dado para que, con la también muy lograda y destacable Julieta finalmente pudiera hacerse justicia, pero el jurado presidido por el australiano George Miller (quien estaba muy en el candelero en ese momento por su Mad Max: furia en el camino, que había revolucionado La Croisette el año anterior) decidió hacer gala de una demagogia exasperante al reconocer una de las más gruesas y pedestres realizaciones de un director que hace mucho que no hace nada interesante: Yo, Daniel Blake de Ken Loach.

Como no podía ser de otro modo en la "familia cannina", Loach está nuevamente en la Competencia Oficial con un nuevo intento de extorsión emocional en la que humilla a la clase trabajadora. Sorry we missed you se centra en el impacto que tiene en una familia el hecho de que el padre empiece a trabajar como "cuentapropista" (eufemismo que se utiliza para encubrir una relación laboral en la que el empleador elude sus responsabilidades) en una empresa de entregas a domicilio. Sin embargo, dado el perfil del jurado (Nadine Labaki, que seguramente disfrutará de esta película preside Un certain regard) presidido por Alejandro González Iñárritu, la que puede aparecer como una difícil competencia es A hidden life de Terrence Malick. Está claro que se trata de unos de directores más admirados por Iñárritu (El renacido sin dudas bebe de la grandilocuencia y esteticismo del director de El árbol de la vida). La película es vacua, aburrida, superficial y extenuante, pero es "muy Malick" y trata un tema importante (el de quienes realizaron una objeción de conciencia durante el gobierno Nazi en Austria y Alemania). ¡Peligro para Almodóvar!

Ver más productos

San Juan Carlos Comay, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Juan Carlos Comay

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos