Lo mejor de una película como Yo soy Simón, que trata sobre la adolescencia -o post adolescencia-, el deseo y la necesidad de mostrar lo que uno es, consiste en que la homosexualidad no es "el tema" de la película sino un resorte dramático para desarrollar una reflexión sobre el amor. Y que "amor" debe ser tomado en un sentido amplio, más allá de la pareja. Aquí la amistad es una forma de amor, el deseo, otra, y así, lo que hace de la película, hecha en parte para "despertar conciencias" (el peor "deber" de un arte) sea una obra de ficción perfecta de la que cualquier espectador puede entrar o salir. Hay mucha simpatía y felicidad en esta película, tanto en la trama como en su realización, y eso se transmite al espectador.

Ver más productos

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Ver más productos