Sabemos que, de septiembre y hasta noviembre -y deberíamos incluir diciembre, aunque algunos tanques de fin de año suelen salvar las papas del fuego- son meses bajos para el cine, sobre todo después de la andanada de mayo a agosto, que incluye tanto las vacaciones de invierno como la temporada “grande” nacional. Al respecto, en agosto más de la mitad de las entradas vendidas fueron para las películas argentinas, aunque en ello incidió sin dudas que los tickets para esas películas quedaron a mitad de precio.

El pasado fin de semana fue el peor del año, con poco más de 374.000 entradas vendidas; el top ten se llevó casi todo, y el décimo puesto (con poco más de 7.000 espectadores) fue la mitad del décimo puesto de la semana anterior (alrededor de 13.000). Las razones son muchas. Ningún estreno llegó al tope de las recaudaciones: el mejor fue El depredador que quedó segundo, lejos de las 100.000 butacas, algo que tampoco logró la ganadora de las tres últimas semanas, el filme de terror La Monja que, aún cerca, todavía no llegó al millón de espectadores. Quedó en tercer puesto Acusada y son tres los filmes nacionales en el top ten: se suman a este título Mi obra maestra y El Ángel.

Las razones para la baja son múltiples. En primer lugar, el fin de mes, que implica menos gente pagando entradas casi por lógica, aunque magnificado por la crisis económica (aún así, el nivel anual de venta en los cines se mantiene dentro de la media). En segundo, una caída muy acusada el domingo en las funciones centrales, las de media tarde y primera noche. Aquí la razón es el fútbol: el superclásico Boca-River tuvo a mucha gente en bares y casas. Es el día más “familiar”, pero esas familias cambiaron pantalla grande por smartv. Luego, la falta de títulos atractivos, más allá de que hubiera dos tanques -El depredador y La casa con el reloj en sus paredes- que tuvieron un comportamiento muy inferior al que lograron en su país de origen. En el primer caso, la desconfianza ante los “reboots”, relanzamientos de marca aunque la película en este caso era muy buena. En el segundo, que la novela infantil-juvenil sobre la que se basa la película no es suficientemente popular en nuestro medio. Algo más: si pensamos que nuestro mercado copia durante todo el año la matriz estadounidense, recordemos que también fue un fin de semana “lento” en los EE.UU., con La casa... ganando con un público más bien escaso.

Algo curioso, de todos modos, sucedió con Soledad, el estreno argentino más importante del fin de semana. Aunque la película dirigida por Agustina Macri -hija del Presidente de la República- no cuenta con dinero del Estado (tuvo el derecho al subsidio pero no lo utilizó), hubo violencia en una de las funciones de estreno el pasado jueves. Ante el miedo de que tal cosa se reprodujera -el filme no tuvo malas críticas y contaba con elementos como para por lo menos ingresar al top ten, además de un estreno con buena cantidad de salas-, el público dejó la curiosidad por él para otro momento. No es descabellado pensar que eso no afectó solo a esta película, sino a toda la exhibición: nadie quiere pasar un mal momento en el cine o que los gritos de la sala de al lado arruinen la experiencia en la propia.

De todos modos, se dijo, es el momento más bajo del año, históricamente, lo que implica que no sea descabellado que la recaudación baje aún más en semanas próximas, sin tanques demasiado grandes ni marcas importantes hasta, por lo menos, diciembre próximo.

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos