Hoy se publica en el Boletín Oficial la Resolución 2018-1050-APN-GA#INCAA, es decir una disposición legal del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales con la firma del vicepresidente del ente, Fernando Juan Lima, que modifica -para mejor- las condiciones de cumplimiento de la cuota de pantalla para el cine argentino. Es una de las medidas que el INCAA viene estudiando para terminar con la concentración en la exhibición nacional y, en este caso, favorecer mejores condiciones de proyección para la producción argentina. La cuota de pantalla es la cantidad de películas nacionales que cada cine debe proyectar cada año; y de allí se desprende un número llamado media de continuidad: la cantidad de espectadores que justifica que una película se mantenga otra semana en cartel. Las disposiciones vigentes tenían vicios de interpretación que hacían "caer" las películas rápidamente, además de una fiscalización a veces deficiente. La nueva norma tiene algunos elementos que garantizan el cumplimiento efectivo de la cuota de pantalla y evita ciertos abusos.

En primer lugar (art. 2 y 3), permite que un exhibidor mantenga el filme nacional elegido para cumplir con la cuota de pantalla solo en la mitad (como mínimo) de las funciones de cada día. Eso puede tener como efecto que no se cumpla la media de continuidad; pero en ese caso, si exhibidor y distribuidor mantienen el filme al menos en una función por una semana más, esa media se dará por cumplida. Esto permite que la película permanezca en pantalla al menos por dos semanas. Estos acuerdos ya no podrán ser "de hecho" entre exhibidor y distribuidor, sino comunicados de modo fehaciente al INCAA.

Además de esto, se prohíbe de manera taxativa cualquier acuerdo que modifique el cumplimiento de la media de continuidad. El texto del art. 17 de la normativa que la regula (la Resolución INCAA N° 1076/2012) se modifica y su texto será "Queda prohibido cualquier acuerdo entre las partes que tenga por objeto alterar las condiciones de exhibición de las películas con respecto a la media de continuidad". En algunos casos, los exhibidores pedían renunciar a la media para estrenar un filme, lo que alteraba sus posibilidades en la taquilla. De esta manera, tal tipo de coerción deja de ser posible.

En el actual panorama de la exhibición, las películas argentinas medianas o chicas tienen poca o ninguna posibilidad de encontrar su público en el tiempo. Es decir, tampoco sirven las recomendaciones del "boca a boca" porque las salas las quitan rápidamente de exhibición para permitir el estreno de tanques que, hoy, han llegado a ocupar el 60% de las pantallas nacionales, un abuso de posición dominante flagrante. La nueva norma respecto de cuota de pantalla tiende a equilibrar (un poco) las posibilidades del cine argentino más frágil.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos