*Especial desde Cannes

El festival abrió con la última película del director iraní Asghar Farhadi, Todos lo saben, y el toque argentino no estuvo ausente, dado que Ricardo Darín (verdadera estrella global) forma parte del trío protagónico que completa la pareja Javier Bardem-Penélope Cruz. Pero la embajada argentina es mucho más que el actor.

En selección oficial, en la sección Un Certain Regard se proyectará el viernes la última película de Luis Ortega, El Ángel. El director de Caja negra, Monobloc y Dromómanos vuelve a posar la lupa sobre uno (otro) de los desclasados, de los "freaks" que habitan sus películas. Pero esta vez ese outsider es un personaje real, nada menos que Robledo Puch, lo que genera expectativas por el ruido que puede generar su visión sobre el asesino serial más famoso de Argentina en un filme más mainstream que el resto de su obra.

En la misma sección, unos días después podrá verse una de las últimas incorporaciones de la selección oficial, Muere monstruo muere, de Alejandro Fadel. La película, rodada en su Mendoza natal, promete un acercamiento al género en el que el miedo seguramente estará presente, aún cuando, conociendo al director de Los salvajes (y habitual co-guionista de Pablo Trapero, de Leonera a Elefante Blanco) cabe arriesgar que en este caso los lugares comunes y los sustos remanidos no formarán parte de la propuesta.

El seleccionado argentino es particularmente federal este año. Por ejemplo, con un filme realizado en Tucumán, la primera película en solitario de Agustín Toscano, El motoarrebatador, elegida por la Quincena de los realizadores. Esta sección (que en los últimos años ha sabido tener un nivel muchas veces mejor y más parejo que la selección oficial) ha adoptado a uno de los triunfadores de otra de las secciones paralelas, la Semana de la Crítica, que en 2013 supo "descubrir" para el mundo esa joyita que es Los dueños, dirigida por Toscano junto con Ezequiel Radusky. Un tema tan argentino como el de los famosos motochorros se cruza de cierta manera con alguna experiencia familiar del realizador y hay algo de "casa tomada" que parecería estar nuevamente presente en una película que genera mucha expectativa.

De paso, no sólo se cumplen cincuenta años del Mayo Francés. Es también la edad de la mítica película argentina La hora de los hornos, de Octavio Getino y Fernando Solanas. Del cine militante y las proyecciones clandestinas del grupo Cine Liberación, al regreso a Cannes, esta vez a la sección de clásicos, la versión restaurada de la primera parte (la película tiene una duración de 264 minutos), que pudo verse en 1969 en la Semana de la Crítica, tendrá un homenaje especial que acompaña su restauración y que contará con la presencia del propio Pino Solanas.

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos