La feria Arco Madrid inauguró ayer envuelta en una polémica por la censura de la obra "Presos Políticos", del artista Santiago Sierra, compuesta por una serie de retratos de personas que fueron encarceladas en España, entre ellos los líderes independentistas catalanes Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

La obra, que presentaba la galería Helga de Alvear, fue "descolgada" antes de la inauguración a pedido de Ifema, la institución que organiza la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid.

La galería accedió al pedido, pero el artista denunció "censura" y aseguró que la decisión "daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio Estado español" y, además, es una "falta de respeto" para la galerista.

La obra "Presos Políticos en la España contemporánea" incluía 24 retratos fotográficos en blanco y negro, con el rostro pixelado, de personas encarceladas, entre ellos políticos, sindicalistas o artistas, con im epígrafe que no especifica el nombre pero explica cada caso.

Sin duda, lo que más revuelo provocó, en pleno conflicto secesionista de Cataluña, es el protagonismo del ex presidente catalán Oriol Junqueras y los activistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, quienes se encuentran en prisión provisional desde finales del año pasado acusados de rebelión y sedición.

Entre los protagonistas de la serie fotográfica figuran también los titiriteros condenados en el 2016 por ensalzar a la organización separatista vasca ETA o el concejal de Podemos y miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores Andrés Bódalo, condenado por agredir a un alcalde aunque no hay imágenes que lo demuestren.