Más allá del Festival Internacional de Cine y un poco al margen de la treintena de salas en las que el público y la crítica se agolpan para ver las novedades, lo que se viene recomendando de otros festivales o las películas que se disputarán los Oscar dentro de no tanto tiempo, en la calle King, muy cerca del Bell Lightbox (sede oficial del TIFF, institución que realiza actividades durante todo el año, más allá de la actual muestra) tiene lugar un mercado muy poderoso internacionalmente. Este año los pasillos del hotel Hyatt Regency (donde se concentra la acción) parecieron algo más despoblados. No se han anunciado grandes adquisiciones ni números con exagerados ceros. La sensación reinante es la de estar experimentando un cambio cuya extensión y consecuencias todavía no pueden mensurarse a ciencia cierta. Nadie quiere arriesgar demasiado, y eso se nota.

Está claro que Toronto, como Venecia, ha decidido reconocer como un hecho la importancia de Netflix, el gigante del streaming por antonomasia. Y allí están, por ejemplo, la premiada Roma, de Alfonso Cuarón, The ballad of Buster Scruggs, de los hermanos Coen y 22 July de Paul Greengrass (el director de las primeras películas de la saga de Jason Bourne y de Capitán Phillips), todas producciones de Netflix, para dar fe de ello. También está Amazon con Life itself, de Dan Fogelman y Peterloo, de Mike Leigh (Secretos y mentiras), entre otras. Pero eso no es todo; un caso llamativo es el de la muy buena película mexicana Museo, de Alonso Ruizpalacios, con Gael García Bernal, que tuvo su premier mundial en febrero de este año en la Berlinale y que se verá sólo en México, por poco tiempo, en 500 salas de la cadena Cinepolis, para luego ser exhibida por Youtube Original.

El mundo del audiovisual está mutando y el tema del momento pareciera haber dejado de ser China. Pero a no engañarse, aunque ya no ocupe las portadas de Screen, Variety y Hollywood Reporter, aunque los grandes titulares refieran a otros asuntos, en los hechos el gigante asiático sigue avanzando tanto en el share mundial de tickets como en la producción y compra y venta de películas. Ampliando sus horizontes, en Toronto se supo que Tang Media participará de la nueva producción del alemán Marc Rothemund (Sophie Scholl) y cerró acuerdos con Francia (M6), Italia (M2 Pictures), Hong Kong (Edko), Malasia y Filipinas (Suraya Filem). China es "el" mercado a tener en cuenta y así lo entendió el gigante de Bollywood Eros International, que firmó un contrato de licencia con la plataforma china iQuiyi para distribuir sus producciones.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos