Finalmente sucedió: al término del primer trimestre de 2018, la venta de entradas cinematográficas en China superó la de los Estados Unidos en el mismo período. Es decir, hoy - habrá que ver si se mantiene la tendencia el resto del año, pero es muy difícil de predecir- China es el mayor mercado cinematográfico del mundo.

Los chinos compraron entradas, desde el primero de enero al 31 de marzo, por un valor aproximado a u$ 3.200 millones, mientras que en el mismo período, los estadounidenses lo hicieron por u$ 2,890 millones. La diferencia, de más del 15%, es notable, y se debe menos a los tanques estadounidenses que a las películas locales. De hecho, fue una alerta roja en enero el hecho de que el Episodio XIII de Star Wars hubiera recaudado muy poco en el gigante asiático, cuando la misma película fue uno de los tractores más importantes en la venta de tickets de los EE.UU. Aunque hay que analizar otro factor al hacer la conversión de yuanes a dólares. Entre 2016 y 2017, la moneda china había perdido mucho respecto de la norteamericana, mientras que una de las consecuencias de la tensión comercial entre los dos países desde la llegada de Donald Trump al poder hace que el yuan se haya reapreciado frente al dólar, lo que en parte explica la diferencia.

Pero esto no explica todo. Si se analiza de modo interanual, el mercado chino creció respecto del primer trimestre de 2017 un 39%, un efecto rebote sin precedentes respecto de años anteriores. Respecto de este número, las autoridades y los empresarios del país asiático consideran que no ppodrá mantenerse la misma proporción durante todo 2018, y que el verdadero crecimiento del secto cinematográfico se situará, finalmente, entre el 15 y el 20%, de todos modos un número espectacular.

Hay varios factores que permiten entender estos crecimientos. El primero, que con los años sigue consolidándose la masa de público local para producciones locales, que compiten -por valores de producción- en pie de igualdad con los tanques de Hollywood. Actualmente China solo permite el estreno de 34 películas extranjeras, de las cuales un tercio debe ser 3D o para pantallas de gran formato (porque constituyen el sector del mercado de más dinamismo). Esta cuota quizás crezca, pero siempre será menor respecto del cine local. Es decir, hay un gran público para el tanque -lo único que llega de Hollywood, digamos- y también un gran público para la producción local. Sin embargo, es la segunda la que más crece en público, Dicho de otro modo, en el cine China ha logrado un exitoso modelo de sustitución de importaciones, aunque eso implica producir filmes locales que emulan en forma y espectáculo las invenciones estadounidenses. Mientras, el público americano solo ve cine americano. En esa asimetría se entiende por qué, hoy, China es el mayor mercado de cine del mundo.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos