El otoño, que este año se hace el difícil, es temporada de hojas que caen y hojas impresas. La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, cita tradicional del mes de abril, se convierte una vez más en espacio de intercambio entre autores, editores y el público amante de la lectura.

Esta 44° edición, que se inauguró ayer por la tarde con un discurso de la escritora Claudia Piñeiro, habrá esperadas estrellas del exterior como Paul Auster, Yasmina Reza, Mario Vargas Llosa, John M. Coetzee, Richard Ford, Elvira Sastre y Arturo Pérez-Reverte, entre otros (ver aparte).

A lo largo de casi tres semanas, se realizarán casi 1500 actividades culturales, habrá una comitiva de más de 100 invitados internacionales de primer nivel, en 45 mil metros cuadrados de exposición y que tendrá en esta oportunidad a Montevideo como la Ciudad Invitada de Honor. El apartado uruguayo ocupará unos 250 metros cuadrados que reproducirán la geometría de la rambla de esa ciudad y contará con un auditorio donde se sucederán los tributos a Mario Benedetti, Mario Levrero y Gerardo Matos Rodríguez, autor de "La Cumparsita".

Una de las grandes novedades que trae este año la feria, que es el evento cultural más convocante de América Latina, es el debut de la sección "Orgullo y Prejuicio" - Espacio de Diversidad Sexual y Cultura, dedicado a pensar la producción cultural, artística y política de las distintas comunidades sexuales.Busca albergar la multiplicidad de voces y posiciones que son características de las disidencias sexuales y que le han enseñado a nuestra sociedad que otras formas de vida son posibles y que esperan reconocimiento y respeto.

“Tratamos de ir encontrando los distintos intereses lectores, que los públicos específicos perciban que la feria los invita. Primero pasó con los adolescentes, un espacio que se afianzó ya y cuenta con actividades casi todos los días. Ahora nos pareció que al segmento de la diversidad sexual, que se expresa fuertemente en la cultura, deberíamos ofrecerle programación propia”, explica a BAE Negocios Oche Califa, director de la Fundación El Libro y responsable de la feria.

El espacio, de 70 metros cuadrados, contará con más de 40 actividades. El stand se compone de una librería especializada en cuestiones de género, culturas de la disidencia sexual y feminismos, una muestra fotográfica de Sebastián Freire y un auditorio para recitales de poesía, mesas redondas, conferencias, lecturas dramáticas, performances y entrevistas, todo esto programado por Mariano López Seoane.

“Tenemos mucha expectativa. Creemos que hemos contactado a los diferentes colectivos y grupos”, agrega Califa.

Jóvenes y entusiastas

Desde hace varias ediciones, el público adolescente colma los pasillos y salones de la Feria del Libro, para participar de una grilla de actividades que los convoca. Estas propuestas se consolidan como parte fundamental del evento.

Este año, convención de Bloggers mañana sábado, Encuentro de Bookstagrammers el 6 de mayo y encuentro Internacional de Booktubers el 11 de mayo. “Hasta el día de hoy, el record de firmas en la historia de la feria es de James Smith Dashner, autor de The Maze Runner, que autografió ejemplares durante seis horas. Para las actividades juveniles suele haber colas de más de 100 metros”, indica Califa. Una encuesta en la Feria de 2017 a 2216 asistentes reveló conductas de lectura y relación con los libros entre jóvenes. El 93% de estos jóvenes leyó cuando menos un libro en el año, que alrededor del 50% leyó de 1 a 4 libros y entre los más jóvenes el 54% adquirió hasta 5 libros en los stands de la Feria. El 77% de los encuestados admite haber asistido en otras oportunidades a la Feria. Del total de los jóvenes, el 42% asistió de 1 a 3 veces a la 43° edición, mientras que los mayores de 25 años, concurrieron 6 veces o más.

Los espacios de diálogo entre escritores argentinos y entre escritores latinoamericanos son parte del corazón del evento. Entre los participantes de la región estarán Juan Villoro de México, Julián Fuks de Brasil, Harold Alva de Perú, Diego González y Cynthia Rimsky de Chile, Adelaida Fernández de Juan y Sigfredo Ariel de Cuba; Natalia Mardero, Fernando Butazzoni y Carlos Liscano de Uruguay; Gustavo Forero y Federico Díaz Granados de Colombia. Habrá además una maratón homenaje a Liliana Bodoc y se hará el festival Internacional de Poesía, que se afianza también como un clásico que cuenta este año con más de cuarenta artistas.

Las más chicas

Este encuentro con la lectura es también una buena oportunidad para conocer la oferta de las editoriales emergentes que cuentan con varias joyas en sus catálogos, ejemplares que no siempre son fáciles de conseguir en los canales de venta masivos.

Estas editoriales más chicas pisan cada vez más fuerte en la Feria. Además de los stands colectivos que las agrupan, como el de la Coop, hay un espacio destinado especialmente al segmento: Nuevo Barrio. Ahí se les da espacio a los sellos que tienen dificultades para participar por falta de recursos o distancia. En esta oportunidad se seleccionaron 12 casas. “Aportan a la pluralidad. Tenemos una cifra muy alta de postulación de editoriales locales y extranjeras, superan el centenar”, indicó Oche.

En este evento que ya convoca cada año a más de un millón de personas, no faltan actividades para impulsar el intercambio entre colegas y el placer de la lectura.

Ver más productos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Ver más productos