Después de las bajas lógicas por las fiestas de fin de año, la taquilla cinematográfica se recuperó mucho y las entradas vendidas de jueves a domingo superaron las 560.000 gracias, principalmente, a dos de los estrenos: Jumanji: en la selva -reboot del clásico de los 90- y Olé! El viaje de Ferdinand. Entre ambas, concentraron más de la mitad de los espectadores. Las dos películas, por otro lado, apuntaron al público familiar, aunque como suele suceder en estos casos la de animación, directamente tratada como película "infantil", tuvo proporcionalmente menos público. Estas novedades desplazaron al tercer puesto a la ganadora de las últimas semanas de 2017, Episodio VIII de Star Wars, que por otro lado está lejos de llegar al millón y medio de entradas vendidas que tuvo el Episodio VII.

Algo sucedió en este terceto. Las dos primeras tuvieron, en promedio, mucho mejor crítica que la tercera. Y también es interesante ver que, si bien Jumanji es algo así como un remedo de un filme anterior, las dos novedades están lejos de formar parte de "sagas"; es decir, se trata de "franquicias" -si es que se desarrollan, algo que en el actual panorama del negocio es lo más probable- nuevas. Dicho de otro modo: con las marcas establecidas hay una especie de saturación o bien un horizonte de fans que se agota allí mismo. Lo mismo puede decirse de Liga de la Justicia, que aún permanece en el décimo puesto pero que, contra todo pronóstico, es poco probable que rompa la marca del millón.

De hecho, el atractivo de los títulos nuevos causó que cuatro de las diez películas más vistas del fin de semana fuesen estrenos. A las dos mencionadas se sumaron La rueda de la maravilla y 27: El club de los malditos. La primera es la más nueva producción de Woody Allen, que tiene un horizonte más o menos fijo de entre 50.000 y 100.000 espectadores en nuestro país, "allenero" como pocos. A veces esa cifra es mucho mayor, pero también en este caso la crítica tiene mucho peso y La rueda... no fue de salutación unánime. Por su parte, 27: El club de los malditos es la primera película argentina en integrarse al top ten en las últimas 15 semanas, aunque con un promedio bastante pobre dada la cantidad de pantallas.

De hecho, no hay grandes promedios si se dividen los espectadores por las pantallas declaradas (el mejor, el de Jumanji, según el sitio especializado Cinesargentinos.com, es de 678), pero también hay que tener en cuenta que las películas familiares no corren en todos los horarios, lo que hace de este número algo más bien orientativo. En realidad esto sucede con todas las películas, lo que implica que los promedios son, en su mayoría, superiores. Sólo en salas de cruce, por ejemplo, La rueda de la maravilla tuvo todas sus funciones, y son más bien pocas estas pantallas.

El próximo jueves va otro "tanque", el filme de Pixar-Disney Coco, que acaba de ganar el Globo de Oro al mejor largo animado, lo que seguramente logre que las recaudaciones suban un poco más.