Cuatro películas se agregan el próximo jueves a las carteleras cinematográficas de Argentina, y una de ellas tiene todo el potencial no sólo para quedarse con la primera posición en las recaudaciones -desplazando a Jumanji, que ganó cómoda el primer fin de semana del año- sino para permitir que se incremente la venta de entradas. Se trata de Coco, la producción más nueva de Pixar-Disney, que apunta al público infantil y familiar. Ambientada en México en el Día de los Muertos, la película tiene una marca y un lanzamiento importantes detrás, y si se tiene en cuenta que Olé! El viaje de Ferdinand está sumando buen público, se puede pensar que entre ambas se potencien en la taquilla. Es casi seguro que, gracias a este filme, la recaudación subirá al menos en unos 100.000 espectadores respecto de la semana pasada.

Los otros tres estrenos tienen un poco menos de potencial pero, no obstante, seguramente sumen. Uno es la película de terror argentina No dormirás, de Gustavo Hernández, que es además la primera producción "grande" nacional en la temporada. Es interesante que se trate de un filme de género protagonizado por Belén Rueda y Eva de Dominici, y con un lanzamiento generoso. El terror tiene un público grande y fiel, y a este se le sumará otro no tan adicto al tema.

Pequeña gran vida es una muy buena comedia estadounidense dirigida por Alexander Payne (Entre copas) que parte de una premisa fantástica: para solucionar la superpoblación y bajar costos, la ciencia encuentra cómo reducir a las personas a diez centímetros. Farsa política, tiene a Matt Damon como protagonista y fue elogiada por la crítica internacional cuando su estreno en país de origen.

El último estreno es el thriller Pescador, también argentino, protagonizado por Darío Grandinetti y dirigido por José Glusman (Cien años de perdón), con una dura historia de pasados irresueltos. Aunque de perfil más independiente, es también una película que puede atraer buen público a las salas nacionales.