Tres chicas deciden que es hora de dejar de ser vírgenes y tienen un plan para lograrlo en su fiesta de graduación. Los padres se enteran y harán lo imposible por impedirlo. Lo que podría ser apenas una versión femenina de las comedias "de despertar sexual" de los ochenta se transforma, por obra y gracia de la directora Kay Cannon, en una obra inteligente que, sin desdeñar el humor incluso absurdo o disparatado, logra que el espectador comprenda a sus personajes. Esta empatía bien entendida se transforma, en varias secuencias, en una ternura absoluta. Y de paso, se trata de una crítica a las diferencias entre los discursos falsamente permisivos y las actitudes temerosamente represivas. Pequeña sorpresa.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos