Ayer se comenzó a tratar en el congreso de los Estados Unidos una legislación que cambiará el negocio global de la música. Todas las normas respecto del pago de regalías y derechos de autor se basan en leyes establecidas en 1909, hace más de cien años y cuando la mayor parte de las tecnologías de reproducción y comunicación estaban en pañales. Existió una modernización en 1972, pero lo que es claro es que la revolución digital volvió obsoletas casi todas las reglas al respecto. Lo que se discute se llama Music Modernization Act, reune varias iniciativas de diferentes entidades, y tiene como fin cambiar la manera como se establecen regalías y como se le paga a músicos y autores.

El Act tiene peso global, dado que toca sobre todo a empresas transnacionales que operan al mismo tiempo en todo el mundo, muy especialmente a las plataformas digitales. Es temprano para especular si, de aprobarse, la iniciativa causará cambios en las estructuras de precios tanto de esos servicios como de la producción más tradicional de contenidos musicales. Lo que si es seguro es que los autores e intérpretes van a tener otros derechos.

Un cambio sustancial, además de asegurar regalías también para los ingenieros de sonido y productores de canciones, consiste en que la producción anterior a 1972 pagará derechos por su difusión en redes digitales, algo que no sucedía hasta hoy. Sin embargo, uno de los mayores reclamos de autores e intérpretes no integra el acta: que se computen regalías por las pasadas en radio. Contra esto reaccionó la National Association of Broadcasters (la asociación de emisoras de radio de los EE.UU.) que consideran que pasar una canción es parte de la promoción del artista. En la Argentina, la ley es diferente y los artistas cobran por cada pasada en radio. Pero esto quedará para una discusión posterior.

La cuestión central consiste en que la mayor parte del mercado musical pasa por los servicios de streaming, y cada empresa establecía sus acuerdos por regalías de manera diferente. Lo que la legislación busca es unificar criterios para evitar tratos asimétricos y tener un barómetro en base al cual resolver diferendos legales.

La ley tiene además consenso de los dos partidos mayoritarios, aunque es seguro que el proyecto será modificado antes de que el presidente Donadl Trump lo convierta en ley. Lo importante para el resto del mundo es que las legislaciones sobre copyright, como esta, arrastran al sistema en todo el mundo a una adaptación de hecho, lo que implica que, más tarde o más temprano, también legislaciones como la argentina deberán acoplarse a la internacional. La cuestión de base consiste en saber si, además de mejorar las ganancias de los artistas, estas regulaciones no incrementarán los precios para losusuarios. El mercado más grande acaba de dar el primer paso.

Ver más productos

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Ver más productos