Un conjunto de diez capillas en medio de un bosque, realizadas por arquitectos de distintas nacionalidades, es la idea que tiene el Vaticano para exponer en su primera participación de la próxima Bienal de Arquitectura de Venecia, que se realizará el 26 de mayo próximo.

El Pontificio Consejo de la Cultura informó que el proyecto está basado en el modelo que el arquitecto sueco Erik Gunnar Asplund creó en el cementerio de Estocolmo en 1920.

"Los invitados por la Santa Sede para proponer y realizar cada uno una capillason 10 arquitectos de comprobada experiencia y diversa formación, provenientes de Australia, Brasil, Chile, España, Estados Unidos, Italia, Japón, Paraguay, Portugal y Reino Unido", se indicó.

El Vaticano subrayó que los arquitectos fueron llamados a abordar un tipo de edificación que no tiene modelos ni precedentes ya que es frecuente identificar las capillas como espacios integrados a iglesias y catedrales, pero que en esta ocasión estarán aisladas.