El cantante Bruno Mars, quien obtuvo siete estatuillas; el hit “Despacito”, elegida como canción favorita; el homenaje a Diana Ross y el regreso de Selena Gómez, luego de un trasplante de urgencia de riñón, fueron los puntos más destacados en la ceremonia de los American Music Awards en la ciudad estadounidense de Los Ángeles.

El intérprete de “Uptown funk”, quien el próximo sá- bado se presentará en el Estadio Único de La Plata, obtuvo premios como artista del año, artista masculino favorito, álbum favorito por “24K Magic”, video del año por “That’s what I like”, artisto favorito de soul y rhythm & blues, y álbum favorito de soul y rhythm & blues.

Mars, quien se encuentra de gira por sudamérica, sólo fue derrotado en la categoría artista favorito contemporáneo, un premio que recayó en manos de Shawn Mendes. El hit “Despacito”, el tema de Luis Fonsi junto a Daddy Yankee, fue la otra gran estrella de la noche al consagrarse como la colaboración del año y la canción favorita de pop y rock. Por su parte, la colombiana Shakira, quien debió cancelar sus presentaciones hasta el año próximo por un problema en sus cuerdas vocales, se anotó con el premio a la artista latina favorita.

Otro momento a destacar de la noche fue el regreso a los escenarios de Selena Gómez, a un año de su última aparición pública, tras haber sido sometida de urgencia a un trasplante de riñón por padecimientos relacionados con la enfermedad de lupus.