Los cines argentinos presentaron en diciembre una suba del 5,87% de espectadores respecto del mismo mes de 2016, según publicó la consultora Ultracine. La mejora en la recaudación, que se reflejó en la presencia de 2.121.313 personas en las salas, se dio gracias al impulso que le dio la última entrega de Star Wars, Episodio VIII: los últimos Jedi, que recaudó más que Rogue One: una historia de Star Wars. Sin embargo, la afluencia quedó por debajo de la del 2015, cuando el registro de espectadores llegó a 2.492.861. En cuanto a la comparación con el resto de las cintas del último mes de 2017, Episodio VIII fue vista en sala por 616.062; Liga de la Justicia quedó segunda con 285.810 tickets cortados; y la comedia Guerra de papás 2, tercera, con 235.588 personas. Dentro de las diez películas más vistas en diciembre no se encuentra ninguna argentina.

Aún faltan contabilizar los espectadores del último fin de semana de diciembre, pero con la baja en la cantidad de funciones debido a la celebración de fin de año, fue de las más bajas del 2017. Aún así, la cantidad total de entradas vendidas durante el año pasado se acercó a los 50 millones, el promedio del último lustro y dentro de la tendencia global.