Netflix Inc. está alzando el telón sobre el costo que ha tenido la controversia de acoso sexual para Hollywood.

La compañía registró un cargo no en efectivo de u$s39 millones en el cuarto trimestre, al rebajar el valor contable por material sin lanzar. Si bien el gigante de la transmisión de vídeo no proporcionó detalles de lo que eso incluía, la producción de "House of Cards" de Kevin Spacey fue pospuesto en noviembre, después de que el actor se viera envuelto en un escándalo, y eventualmente fuera despedido.

La película biográfica de Gore Vidal de Spacey con Netflix también fue cancelada, y la compañía decidió ese mes no seguir adelante con un segundo especial con el comediante Louis CK por razones similares.

El escándalo ha golpeado a muchos otros en Hollywood. Imperative Entertainment LLC gastó u$s10 millones para volver a filmar "All the Money in the World" con un nuevo actor que reemplazara a Spacey, la estrella de la película.

Incluso con el cargo, Netflix tuvo un trimestre excelente de crecimiento de suscriptores, por lo que los inversionistas pudieron ignorarlo. Pero la industria está buscando formas de evitar tales costos en el futuro al solicitar a los actores que incluyan cláusulas en sus contratos en las que se comprometan a comportarse y comprar un seguro para cubrir daños en estas situaciones.