Muere, monstruo, muere es, desde el título, la saturación de una película de terror, casi una clase B. El filme de Alejandro Fadel (Los salvajes) tiene algo de John Carpenter en su planteo: el Mal en el mundo existe encarnado y monstruoso, aún cuando dudamos de su presencia. Hay crímenes misteriosos, un hombre perturbado y, finalmente, ese monstruo que menta el título, y cuya existencia ambigua articula el relato y lo llena de tensión. No hay demasiadas películas que causen verdadero miedo sin apelar al sustito del golpe de efecto. Fadel, que maneja muy bien los climas y las tensiones en planos donde aparentemente "no pasa nada", lo logra, y se coloca muy por encima del promedio en el que ha caído el género.

 
Título original: Ídem, Argentina, 2018. Duración: 109’. Dirección: Alejandro Fadel. Intérpretes: Sofía Palomino, Esteban Bigliardi, Víctor López, Stéphane Rideau. Calificación: Apta para mayores de 16 años.