Los últimos Jedi, la nueva entrega de la saga Star Wars, que arrasó con las taquillas de prácticamente todos los países en donde fue estrenada la última semana, fue vencida en Corea del Sur este fin de semana por una cinta local sobre un supuesto complot para derrocar al régimen de sus vecinos del norte.Según datos del Korean Film Council el thriller Kangcheolbi recaudó entre el 15 y el 17 de diciembre unos 10,4 millones de dólares contra los 4,2 millones de Los últimos... La ley local que obliga a que las producciones propias cuenten con más salas de exhibición que las extranjeras permite que habitualmente se vean favorecidas en la taquilla por sobre los estrenos de Hollywood. Kangcheobi, que en coreano significa "Lluvia de acero", cuenta la historia de un agente de Corea del Sur que busca evitar un conflicto armado con Corea del Norte.