Elena Ferrante escribe con notable éxito y es poco lo que sabemos de ella. Ha dado muy pocas entrevistas , pero por escrito y a través de sus editores.

Se ha llegado a sospechar que sea un hombre; otros dicen que nació en Nápoles para trasladarse luego a Grecia y finalmente a Turín. La mayoría de críticos la saludan como la nueva Elsa Morante. En 2010 Lumen publicó un volumen titulado Crónicas del desamor, donde se reunían las tres novelas para el público adulto publicadas por Ferrante a lo largo de los años, dos de las cuales fueron llevadas al cine. Luego vino esta saga compuesta por La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo, y finalmente La niña perdida,

Su reciente novela Frantumaglia son los pedazos que amueblan el laboratorio Ferrante desde que empezó a escribir, a principios de los años 90. Leer este libro es como abrir los cajones de su mesa y fijar la mirada en el cómo y por qué Ferrante escribió primero las tres novelas de Crónicas del desamor y luego la espléndida saga "Dos amigas". El texto se compone de cartas a sus editores, entrevistas y diálogos apasionados con lectores privilegiados, que han llegado hasta el fondo de la escritura de Ferrante.También aparece la infancia, las ciudades queridas por Elena, su almacén de recuerdos..., en suma, todo lo necesario para conformar el retrato de un gran autora, de la que poco se sabe de su vida pero que sus libros dejan marcas, no son de los textos que pasen desapercibidos. Este libro es una buena forma de acercarse a ella desde otros lugar.