La gran -y sangrienta- sátira sexual de Paul Verhoeven

Con Bajos Instintos ocurrió uno de los equívocos más exitosos del cine: mucha gente pensó que era en serio. En realidad, lo que el holandés Paul Verhoeven -un gigantesco realizador- hace con esta historia de una mujer que destroza señores con un picahielos mientras tiene un orgasmo es una gigantesca sátira sobre las obsesiones y represiones sexuales del cine estadounidense. Lo hace con un timing perfecto y, de paso, le da la oportunidad a Sharon Stone de entrar al Olimpo con un personaje que es puro feminismo sin declamar. Genialidad irrepetible dada la actual ola de corrección política. Sábado, 23,50, FoxLife.

Lego Batman: la película 

¿Nos cree si le decimos que, de todas las adaptaciones de Batman al cine, esta no solo es la más fiel al universo de la historieta sino también la más original? Es así nomás, y por otro lado se trata de una comedia cómica con una cantidad de chistes y homenajes por fotograma que superan a cualquier otra. La historia es la de un Batman egocéntrico e incapaz de relacionarse con los demás y de su relación con el Guasón, con Robin y con el resto del mundo. El trabajo de voces es excelente, y por una vez -esta pasada que recomendamos es doblada- las voces en castellano están a la altura. Viernes, 21,30, HBO Family.

Un lugar en el mundo

Nominado al Oscar (y descalificada gracias a que el INCAA de la Argentina de Menem protestó porque iba por Uruguay), este western de aliento fordiano sobre un tipo que intenta crear una cooperativa en un lugar agreste de San Luis es una de las mejores películas de Adolfo Aristarain. No solo porque todo el elenco tiene la actuación de su vida (Luppi, Cecilia Roth, Leonor Benedetto y José Sacristán) sino porque el realizador sabe combinar lo épico con lo íntimo a pura armonía. Sin dudas una película irrepetible. Jueves a las 22 por Cine.Ar

Pulp: a Film About Life, Death and Supermarkets

Este documental es mucho más que sobre “una banda de rock” (en este caso Pulp, que tras 25 años de carrera regresa a su ciudad natal para dar un último concierto). Es también sobre la relación entre un grupo de artistas y el mundo del que surgieron, sobre cómo ese mundo se transforma en obra, sobre lo que implica tocar en un escenario durante un cuarto de siglo. Y, por supuesto, es un recital de rock muy bien filmado, hecho con perfecto gusto y con alegría musical. No estrenado en cines en la Argentina (faltaba más...), vale la pena verlo guste o no de la banda. Hoy, 22, I-Sat.