A un siglo de la muerte de Auguste Rodin (1840-1917), artista francés considerado el padre de la escultura moderna, se inaugura hoy en el Museo Nacional de Bellas Artes una exposición que reúne esculturas y dibujos de la colección de la institución, como las célebres obras "La Tierra y la Luna" y "El beso".

Según un comunicado del museo, estas obras "trazan el punto de partida de un recorrido que no solo evidencia la revolución de las formas impulsada por Rodin, sino también la apuesta por una estética moderna".