Buenismo, postureo, posverdad y aporofobia son algunas de las nuevas palabras que aparecen desde ayer en el Diccionario en red de la Real Academia Española (RAE), que ha incorporado 3.345 modificaciones entre cambios, supresiones y novedades.

Entre ellos está la matización de que "sexo débil" es una expresión "despectiva o discriminatoria", un cambio que la Real Academia ya anunció que haría el pasado mes de marzo. Así, cuando se consulte desde ayer en la versión digital del diccionario el vocablo "sexo", se comprobará que la definición de "sexo débil" como "conjunto de las mujeres" y la de "sexo fuerte" como "conjunto de los varones" tienen una intención despectiva o discriminatoria en el primer caso e irónica en el segundo.

En el diccionario, se ha revisado además la denominación de "oficios", que solo estaban en género masculino, como "jueza", que se recogía hasta ahora como "mujer de juez", o "embajadora", como "mujer de embajador". El director de la RAE, Darío Villanueva, insistió en que "jamás" harán un diccionario "políticamente correcto", ya que sería destruirlo, pero explicó que están trabajando en que sea el "más igualitario" hasta la fecha.

Junto a aporofobia (fobia a las personas pobres o desfavorecidas), en la versión en línea del Diccionario de la Lengua Española (DLE) pueden encontrarse ahora palabras como buenismo, que se define como "actitud de quien ante los conflictos rebaja su gravedad, cede con benevolencia o actúa con excesiva tolerancia".

También cliquear o cliqueo, como acción de cliquear en informática. Una palabra que la RAE prefiere frente a la de pinchar: "Tenemos ambas pero la RAE prefiere clicar", explicó Villanueva.

"Posverdad" aparece como "distorsión deliberada de una realidad que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales".