La historia es la de dos amigas a lo largo de los años, desde la infancia hasta la adultez, y las contradicciones y los problemas que cualquier relación de ese tipo va presentando con el tiempo. Son personas diferentes, muy, que se encuentran. Con esos elementos no alcanza para tener una buena película, y esta es una buena película. Lo que la transforma en eso es que hay dos excelentes actrices con mucha química entre ellas ( Dolores Fonzi y Pilar Gamboa) y que la cámara de Constanza Novick las encuadra con delicadeza y belleza, mostrando lo que merece mostrarse para provocar la sonrisa y la empatía. No intenta ser “cine femenino”, sino sólo contar una historia bella cuyas protagonistas son mujeres. Eso es lo que lo hace un buen filme y buen cine.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos